No te echaré de menos, 2021

Decía el año pasado por estas fechas que 2020, sin ser un año que dejara buenos recuerdos, se iba sin dejarme sin más daños que los sufridos por mi salud mental. De 2021 no puedo decir lo mismo. Ha sido un horror de año, en el que la vejez parece haber hecho presa en mí. Una gripe en invierno, aislado y con el temor al Covid de marras, me dejó unos problemas de ansiedad que me han perseguido buena parte del año. Tras la gripe, tomó el relevo la rodilla izquierda, quizás por efecto de los diez días encerrado en el dormitorio. Los problemas para conseguir cita médica agravaron otros problemas, aunque para diciembre (sólo 8 meses después) ya sabía que el menisco había caído por fatiga de materiales (mala calidad que es uno).

Llegó un punto en el que ni el trabajo, donde me refugié en 2020, servía de alivio y se fue sumando el fallecimiento de mi abuela, problemas de estómago, efectos secundarios de la vacuna, efectos desagradables de la ansiedad y alguna cosa adicional de origen desconocido. Total, que llegué a las vacaciones de agosto pidiendo la hora. Por fortuna, los diez días en mis pinares burgaleses ejercieron su acción curativa y me devolvieron al servicio activo.

Termino el año arrastrando achaques, pero mejor de ánimo. Ha sido un año escaso en lo lúdico, por confinamientos perimetrales y por salud. Avanzamos por Discord y en modo texto Baile de máscaras en primavera (un experimento de resultado interesante, pero agotador) y probé en mesa el nuevo Runequest y ahí lo aparqué todo. En otoño, jugué varias partidas de D&D5, retomando al bardo Íomhar mac Lyr (tras un inicio fallido de campaña en 2019), que reavivaron el gusanillo y, hace unos pocos días, 14 meses después de la última, volví a sentarme en mi lado favorito de la pantalla para volver con Baile de máscaras.

En fin, 2021 ha sido el año del fuego, el año del sufrimiento, el año de la destrucción, el año de la gran tristeza. A ver si el 2022 es el año del renacimiento, el año del júbilo, el año en que recuperemos lo que era nuestro.

Nos vemos en el Forlon.

Night City Herald — Estalla la revuelta en España

4 de diciembre, Madrid, España.

La ejecución sumaria ayer tarde, por parte de representantes del gobierno francés, de dos independentistas españoles que asaltaron a su embajador en Zaragoza ha hecho estallar la rebelión en las calles. El país se halla sumido casi en una situación de guerra civil, al disolverse el gobierno en dos facciones. La primera, del gobierno francófilo de España, que emitió una nota formal de protesta por el ejemplar castigo impuesto a los independentistas pero continúa en su política de apaciguamiento, y la segunda, formada por la mayoría de los miembros de los cuerpos políticos que afirman que ese asesinato es la gota que colma el vaso. Y eso parece pensar la práctica totalidad del pueblo español, que ya esta mañana se ha lanzado a la calle para protestar y proceder, de paso, a la quema y destrucción de cuantos edificios oficiales, iglesias y comercios les salieran al paso.

Los encarnizados combates contra las fuerzas del orden público y el ejército tomaron cierto componente caótico al volverse el 90% de las primeras contra las segundas, que se ha resuelto por el momento con la victoria de los rebeldes.

Esta situación se ha visto repetida por toda la Península y parece que, de seguir así la situación, se conseguiría una total separación de todo elemento galo en menos de 48 horas. El presidente en funciones de la España independentista, Fermín Caballero Martínez, ha hecho un llamamiento al pueblo para avisarles de que no se dejen llevar por la euforia, pues se ha podido saber que al otro lado de los Pirineos se encuentra un enorme contingente de fuerzas francesas dispuestas a iniciar un ataque. «Vamos a acabar lo que no pudimos hace 200 años», ha dicho René Pontneuf, comandante en jefe de las fuerzas galas.

El gobierno de la UE ha aconsejado calma a ambos países, pero no parece que vaya a intervenir de producirse un conflicto armado, mientras el gobierno francés ha realizado también una protesta formal al sospecharse que ciertos elementos terroristas de los independentistas pudieran haber sido entrenados por especialistas alemanes. Alemania se ha abstenido de realizar declaraciones por el momento, si bien de confirmarse tal extremo podría darse una situación de tensión política que podría acabar con buena parte de la UE tal y como la conocemos ahora, si no con su totalidad. De momento ya se están produciendo facciones en el seno de la Unión, con apoyos a unos y a otros.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor.

Night City Herald — EE.UU. firma el armisticio

1 de diciembre, Crystal Palace, OCT.

La delegación del gobierno estadounidense llegó ayer a la estación de Crystal Palace para negociar el cese de las hostilidades con la República Orbital de Nueva Jamaica.

Los representantes diplomáticos neojamaicanos consiguieron la firma de un documento sin precedentes en la historia de los EE.UU., al aceptar estos últimos toda la responsabilidad por la guerra y comprometerse a prestar ayuda económica y pagar fuertes sanciones e indemnizaciones al pueblo de Nueva Jamaica.

El mismo pueblo que ya ha comenzado las celebraciones por la victoria sobre sus agresores y la humillación impuesta por su pequeño país a la que sigue siendo, aunque menos, una potencia mundial.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor.

Night City Herald — Nuevas pistas en la matanza del vuelo 311

29 de noviembre, Crystal Palace, OCT.

La comisión investigadora del accidente que el pasado septiembre costó la vida a 2.338 personas al estrellarse un transporte contra la superficie marciana ha puesto en circulación una nueva publicación con los más recientes avances en sus investigaciones, según los cuales la información divulgada al poco de producirse dicho accidente era falsa, culpando a un conocido asesino internacional y sus socios por un crimen no cometido.

Una tercera parte no especificada abordó el transporte cuando se encontraba a unos días de viaje del planeta rojo y destruyó los sistemas de aproximación automáticos, que habrían maniobrado la nave hasta situarla en una órbita estable. Así pues, lo único que queda por descubrir es la identidad de esta tercera parte. Nótese, empero, que siguen las operaciones de busca y captura del asesino, que aún siendo inocente de la masacre, sigue siendo culpable de la muerte de un número indeterminado de pasajeros y miembros de la tripulación.

N. del E.: Black Wolf sigue con las suyas. Como Atlantis se le quedó pequeña, probó con el espacio. Lo que teníamos que hacer para pagarnos los bioimplantes de Biotechnica.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor. Queda prohibida la reproducción sin el permiso del autor.

Night City Herald — Ofensiva en Atlantis

23 de noviembre, Atlantis, EE.UU.

Las fuerzas corporativas han iniciado hoy una nueva ofensiva contra las tropas de defensa de Atlantis en respuesta a las últimas acciones atlantes, que han sorprendido a todos los analistas militares al llevar su situación en la guerra de prácticamente perdedora a virtualmente ganadora. Buena parte de ese mérito se debe a la ayuda económica y física de algunas corporaciones rivales de Arasaka y Militech y demás componentes de la alianza agresora, además del enorme flujo de tropas mercenarias que reciben los defensores.

La importancia de estas tropas mercenarias, subestimada hasta hace muy poco, ha llevado a Arasaka a ofrecer sustanciosas recompensas por las cabezas de los soldados de fortuna más conocidos. Entre estos se cuentan, por ejemplo, el brigadier sir John James Stuart III (3.000.000ed), el sargento Bubba O’Brien (1.000.000ed), el coronel Christopher [Black Wolf] Schultz (2.500.000ed), el comandante José Quintana (1.5000.000ed) o la teniente Sheila Williams (1.475.000ed).

Numerosos grupos han criticado este anuncio y al gobierno de los EE.UU. por no actuar en la que, al fin y al cabo, sigue siendo su ciudad. Teniendo en cuenta lo bien que les caen las revoluciones en sus territorios, al verdad es que pecan de una falta de previsión notable, pues si, como parece por el momento, los atlantes ganan esta guerra, es casi seguro que no van a estar llenos por un sentimiento de gratitud hacia una nación que les da de lado.

N. del E.: esta noticia pertenece a la hoja de noticias del 4 de diciembre. Para no saturar ese día con estas minientradas, las iré publicando, con otras fechas, estos días.

También podemos ver que Black Wolf empieza a sumar recompensas por su cabeza. Y las que quedan.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor.

Runequest — Aventuras del director de juego

En las postrimerías de octubre, y cuando ya casi se cumple un año de la salida del manual básico, ha llegado a las tiendas la pantalla de Runquest, aventuras en Glorantha. Con el nombre de Aventuras del director de juego, es un suplemento con mucha información que me permitirá sacar el manual de la estantería, quitarle el polvo y darle algo de uso. Es un señor suplemento cuya principal pega es el tiempo que hemos tardado en tenerlo las manos y que viene con un montón de cosas:


Continuar leyendo »

Se abre el telón

El que aquí firma estuvo de abono de la Orquesta de Extremadura dos temporadas, desde 2008 a 2010. Aunque de chico me gustaba la música clásica, de adolescente me interesé más por otros géneros (nuevas músicas, música celta, folk escandinavo, español…) y no fue hasta Nodame Cantabile que volvió a picarme el gusanillo. Lo comentaba por aquí en 2008, cuando la Orquesta de Extremadura interpretó el Concierto para oboe de Mozart. Para la temporada siguiente, Menxar y yo nos sacamos el abono y disfrutamos de unos sábados maravillosos. Las únicas entradas que me he obligado a escribir sin falta en el blog fueron las entradas de los lunes, tras los conciertos. Para la temporada 2010-2011 jorobose el invento, porque cambió el día del concierto de sábado a jueves; mortal para mí, que no vivía en Badajoz. Luego me salió trabajo en Sevilla y ya, pues adiós, muy buenas.

Anastasia Kobekina con la Orquesta de Extremadura, palacio de congresos de Villanueva de la Serena, 8 de octubre de 2021

Este puente empezaba la nueva temporada de la Orquesta. Y nueva época, con nuevo director, Andrés Salado. Y resultó que el viernes tocaban en Villanueva de la Serena, en la bala de paja esa que tienen como palacio de congresos. Y, como íbamos para allá a ver a la familia, pues para allá que fuimos. Llegamos justitos de tiempo (había un tráfico del demonio, claro) y cargaditos de dolores (así andamos estos días, llenos de achaques). Pero bien que mereció la pena (ahora, el auditorio de la bala de paja es de las cosas menos accesibles que he visto en décadas; vaya escaleras criminales que se gastó el arquitecto).

Empezó la noche con un divertido Smetana, la Obertura de La novia vendida. Una gran presentación para esta nueva etapa. Continuó con el Concierto para violonchelo de Elgar, una obra muy peculiar. Como solista teníamos a Anastasia Kobekina. ¡Y qué solista! Ha pasado casi un mes y todavía no me he recuperado. En la segunda parte, la 8ª sinfonía de Dvorak remató una noche memorable.

¡Cómo echaba de menos a mi orquesta!

Baile de máscaras – La vuelta a casa III

Después de acompañar a Chloé hasta el coche y asegurarle que iría a verla; después de darle una carta a Michel para los padres de su amiga y repetirle varias veces que no se le olvidara dársela; después de despedirse de Julien y los Dragunov… Después de todo eso, cuando Colette se dio la vuelta, se dio cuenta de que ella y Gwen estaban solas en el muelle, entre marineros, estibadores, pilluelos, buscavidas y ociosos. Jacques, que, según Julien, iba a acompañarlas, se había esfumado.


Continuar leyendo »

Baile de máscaras – La vuelta a casa II

El coche de alquiler traqueteaba por el camino de la costa. En Chaville, el calor era húmedo y pegajoso, como en todos sus veranos, pero allí la brisa que cruzaba el coche resultaba agradable. Chloé, el fantasma febril y macilento en que se había convertido, dormitaba sobre el brazo de Michel y sonreía, por primera vez en las últimas semanas, como si sintiera que cada bache y cada curva del polvoriento camino le daban la bienvenida.

—Ya estamos cerca —susurró Michel, besándola tiernamente en la mejilla.

La casa de los Carbellac estaba vacía: sin coches aparcados en el patio ni gente en los jardines. Los viernes no había clases ni tertulias, ya que era el día que la familia se tomaba para sí misma. Jacob, el mayordomo, salió a la puerta al entrar el coche en el jardín. Un mozo corrió a sujetar el caballo y un criado, a abrir la portezuela. Al ver a los pasajeros, ahogó un grito que hizo acercarse a Jacob.

—¡Buen Dios! ¡La señorita!

Jacob y Michel ayudaron a Chloé a entrar en la casa, mientras los criados descargaban el coche y le proporcionaban un refresco al caballo y al cochero.


Continuar leyendo »

Baile de máscaras – La vuelta a casa I

Michel Laffount y su hermano Jean Claude, Julien y Jacques Lafleur, Colette Leclair, Chloé de Carbellac, Gwen, Dragunov y su familia, el primer oficial Edgar, el contramaestre Giles y el resto de los supervivientes de El Faraón, tras desembarcar a Curro y su banda en el primer pueblo pesquero que vieron en la gran isla de Adlia, continuaron con el barco tomado en la isla de Pálias y costearon hacia el norte por su cara occidental. Cruzaron el estrecho que la separaba de su gemela Presta y pudieron contemplar el Paseo Marino, el inmenso puente que las unía, tan alto que incluso los galeones de más alta arboladura podían cruzarlo por debajo sin problemas.


Continuar leyendo »