Yesterday wo Utatte

Yesterday wo Utatte es la adaptación del manga seinen homónimo de la mangaka Kei Toume, publicado entre 1999 y 2015. La serie es de 2020 y vino de la mano del estudio Doga Kobo bajo la dirección de Yoshiyuki Fujiwara (New Game!). Son 12 episodios, con algún pequeño extra o epílogo en alguno de ellos.

Aunque no lo parezca, la serie es más que Haru-chan.


Narra un triángulo amoroso formado por Rikuo Uozumi, Shinako Morinome y Haru Nonaka. Rikuo es un joven que se niega a convertirse en un salary man y dar el salto a la aburrida vida del adulto y sobrevive con un trabajo a tiempo parcial en una tienda de conveniencia. Shinako es una antigua compañera de la universidad, ahora profesora de instituto, que vuelve a cruzarse en su vida. Y Haru es una joven exalumna de Shinako que vive por la zona. Rikuo se pasó la carrera enamorado de Shinako y Haru lleva años suspirando por Rikuo. Y Shinako… Bueno, de Shinako, mejor no hablo.

La serie es un tanto oscura en el dibujo y melancólica en el tono. Es una historia de cómo el pasado a veces ahoga y otras es una entrañable compañía; del miedo a tomar decisiones; del amor y de la amistad. Una historia sencilla, pero bien narrada, con una protagonista encantadora (Haru y su cuervo) y otra desesperante (Shinako), con unos secundarios que resultan creíbles y para nada planos con un par de bocetos, como la propietaria del bar, el amigo de Rikuo y su esposa, el compañero de academia de Rou…

Tiene un buen elenco de voces, con Chikahiro Kobayashi (Sugimoto) como Rikuo; Kana Hanazawa (Anri Sonohara) como Shinako y Yume Miyamoto como Haru. Entre los secundarios encontramos a la veterana Maaya Sakamoto (Shiki) como Kyouko, la dueña del bar, Eri Kitamura (Tatiana) como Chika Yuzuhara, Natsuki Hanae (Kal-el Albus) como Rou Hayakawa, amigo de la infancia de Shinako y cuarto vértice del triángulo, etc. De verdad, que impresiona la selección de seiyuus. En el apartado técnico, mantiene también un buen nivel, aunque el dibujo flojea en algunos capítulos.

Es una serie que nos ha gustado mucho. La tomamos con calma, viéndonos un capítulo de cuando en cuando, cuando estábamos de humor, para engancharnos y devorarla al final, con Menxar repitiendo como un mantra laodiolaodiolaodio cada vez que Shinako salía en pantalla.

La versión que hemos seguido es de Anarchy Fansub. Muy buen trabajo.

PD: Haru-chan es uno de los personajes más entrañables que he visto en los últimos años. Salvando las distancias, me ha recordado a Noe Isurugi.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.