Night City Herald — Desastre en Los Ángeles Metroplex

8 de julio, Night City, EE.UU.

Hiroshima, Nagasaki, Trípoli, Ciudad del Cabo… ¿Los Ángeles Metroplex?

La Metroplex de Los Ángeles se ha sumado al triste club de ciudades víctimas de un ataque nuclear. La explosióm, de poca potencia, tuvo su epicentro en la Capilla Central del culto de Malcom Dempsey y destruyó por completo el área circundante en un radio de un kilómetro, aproximadamente. Los incendios posteriores continúan rugiendo y han acabado, a esta hora, con la práctica totalidad de los suburbios. El Departamento de Estado estima que en la explosión murieron cerca de medio millón de personas y otros muchos miles a causa del cese del funcionamiento, por el pulso electromagnético, de la miríada de artilugios electrónicos (incluyendo AVs, aviones, sistemas de soporte vital y ciberimplantes) que hacen más fácil nuestras vidas. Las víctimas por los incendios y la radiación superan ya los dos millones.

El Presidente ha declarado Los Ángeles zona catastrófica y realizó ayer un llamamiento a cualquier fuerza de ayuda humanitaria no gubernamental para que ayudasen a paliar en la medida de lo posible la tragedia.

N. del E.: los Monjes Altos nos habían tocado bien las narices (esta historia y otras que no he contado) y realizamos una razzia en la capilla de Los Ángeles: llevé a Black Wolf y su APAC (mantenía un grupo de mercenarios con armaduras potenciadas que participaba en conflictos por todo el globo) en una de las furgonetas de Cuberterías de Albacete, salió, la lio a placer y nos largamos de allí a toda mecha. La bomba la detonaron los propios monjes (nos libramos por poco) y, poco después, lo volvieron a intentar en Night City. Lo pudimos evitar y, desde entonces, el grupo fue potencia nuclear (nos quedamos con el artefacto, una bomba nuclear táctica).

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor.

Esto tendría que haber salido para el día 1 de julio o algo antes, pero mi estado de ánimo es el que es. A ver si logro terminar la serie, que ya queda poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.