Night City Herald — Brote de trekkies descontrolados

4 de enero, Night City, EE. UU.

Las guerras de bandas han vuelto a Night City y lo han hecho con fuerza. La conocida discoteca Neon Dancer fue el escenario ayer de un nuevo capítulo de las guerras de bandas, historia que lamentablemente lleva con nosotros demasiado tiempo ya. Una veintena de trekkies atacó a un grupo de pandilleros de una banda todavía no identificada, si bien se piensa que podrían ser los Ravens.

El caos se desencadenó cuando ciertos sectores del público abrieron fuego indiscriminadamente contra ambos grupos, en su mayoría para defenderse, aunque indudablemente habría quién disfrutó con ello (Night City, la ciudad del Tiroteo del Viernes Noche). La situación se arregló del todo cuando tomaron el local las fuerzas de seguridad contratadas (de Militech) y las fuerzas policiales (de Arasaka). Reina una gran confusión en los relatos del los testigos acerca de los acontecimientos posteriores, en los que la práctica totalidad de los miembros de ambas bandas fueron aniquilados, no se sabe muy bien si entre ellos o con la inestimable y desinteresada colaboración de los oficiales de protección.

Fruto de esta gran confusión debe ser también el altamente improbable asunto de la desmaterialización del cabecilla de los trekkies, pero resulta que la historia ha sido corroborada hasta el momento por 34 testigos, entre ellos 5 policías.

Parece ser que al ver como se presentaba la situación en el local, el cabecilla trekkie, que lógicamente respondería al nombre de Jim o Capitán, comenzó a hacer uso de su comunicador, mientras chillaba eso ya tan famoso de «¡Scottie, transporte!». Lo curioso es que, para estupor de los testigos, el transporte funcionó y dicho cabecilla se encuentra en Busca y Captura por parte de las autoridades de Night City (a propósito, la recompensa es de 10.000ed., y no hace falta que siga pataleando al ser entregado; para más información, consultar la página pública del NCPD).

Mientras, se sabe de numerosas corporaciones que ofrecen ingentes cantidades de lo que sea a cambio de cualquier información usable del truco, a pesar de las reiteradas protestas de la comunidad científica internacional afirmando la absoluta imposibilidad, al menos con el nivel tecnológico actual, de conseguir tal hazaña.

P.P.P.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor.

N. del E.: Ésta me quedé con las ganas de investigarla. ¿Cómo lo hizo el puñetero trekkie? ¿Todos los muertos de la banda llevaban el pijama rojo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.