De vacaciones

He estado estos días desconectado de todo (ordenador, trabajo, anime, rol…) con nuestro habitual periplo veraniego por tierras burgalesas. Como siempre, hemos tenido un poco de todo: la edición de este año de Las edades del hombre se celebraba en Lerma, así que hemos aprovechado para acercarnos, que son exposiciones siempre interesantes; completamos el viaje cultural con nuevas visitas al monasterio de Santo Domingo de Silos (mala suerte, nos tocó el mismo guía de voz monocorde) y al siempre recomendable museo de la colegiata de Covarrubias.

Colegiata de Covarrubias


Como este año adelanté un poco las vacaciones, pudimos ver también Los siete infantes de Lara que se representa cada verano (y van 28 años) en Castrillo de la Reina. Yo ya vi la venganza del bastardo Mudarra en 2009 (¡ya ha llovido!), pero Menxar no había tenido ocasión. Tanto avisarnos de que lleváramos chaqueta, que por las noches refresca, convocó a la lluvia y hasta poco antes de la hora no supimos si al final podría representarse o no. Los nervios de la espera los combatimos a base de cerveza, cecina, jamón y lomo, que siempre ayuda.

Buscando localizaciones para aventuras

Tuvimos nuestra ración de rutas en coche (entre las dos Viniegras y también entre los dos Tolbaños, que espero repetir en un futuro) y a pie (la habitual visita a la umbría del Castillo, a ver la evolución de los hormigueros, a la Laguna de la Cascada, que hacía tiempo que no subíamos, y a los robledales de la Dehesa). Y la ración de tumbas: Revenga, Cuyacabras… En Revenga me llevé una grata sorpresa: están haciendo excavaciones arqueológicas. También hubo una charla al respecto, pero me enteré tarde.

Entre esto y las cervezas en Mejorana hemos pasado unos buenos días.

El descanso del guerrero

Bueno, salvo por la presencia de un adolescente en esa fase en la que una lobotomía con cuchara sólo puede suponer una mejora. No se puede tener todo.

Esta entrada ha sido publicada en General.

6 comentarios para “De vacaciones

  1. Tanto escuchar los de ¡¡¡Mudaaaaarraaa!! todos los años que terminas creando expectación.
    Lo bueno es que nunca nos aburrimos, siempre hay lugares que descubrir y otros que volver a ver.
    A ver si un año logramos arrastrar a Pirixis con nosotros (guiño, guiño…).

  2. ¡Anda! ¡Un amigo mío es de Covarrubias! Estuve allí con él, su familia y otros amigos hace unos años :). Un sitio llevo de historia (y de bodegas subterráneas…).

    Me alegro de que las vacaciones hayan sido desestresantes. Salvo por el adolescente ;).

  3. Covarrubias es precioso. Para nosotros ha sido parada obligatoria todos los años, aunque ahora, como van cerrando por jubilación las tiendas que conocemos, es una visita más triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.