El desafío de los 30 días — Día 15 Una localización especial

Ecuador del desafío, os recuerdo que iniciado por Trasgotauro (vaya idea) y cuyo objetivo final y secreto creo que es provocar una caída de Google+ por saturación de ombliguismo. Pero aquí seguimos dando la brasa, que no se diga que no somos pesados.

Lugares especiales a la larga atesoras unos cuantos. Como máster que soy ante todo, creo que corresponde más a mis jugadores decidir cuáles son sus lugares especiales, pero yo voy a comentar aquí dos, uno como jugador y otro como máster:

  • Como jugador no podía ser otro que el Forlon Hope, bar de mercenarios de Night City al que solían acudir tras un día duro el Cubano, Fixer, Black Wolf y Lechuga, peligroso grupo que llegó a ser potencia nuclear y de donde sale el nombre de este blog y mi nick.
  • Como máster, mi localización más querida es Tres Valles, pequeño condado en las montañas de Dalaborn, Gaïa. Era un condado pequeño, aislado la mayor parte del año, a cuyo señor le gustaba rodearse de gente habilidosa y pintoresca. Era el hogar, por diversos motivos, de los personajes jugadores. Y, pese a su pequeño tamaño, no dejaban de pasar cosas raras o aparecer misteriosas ruinas. Entre pjs y pnjs, salieron en seguida un grupo de personajes muy pintorescos con una mezcla de estilos muy curiosa. Tanto me gustó el lugar, que la recauchuté como Teyrnas Y Cymoedd, el Reino de los Valles, para el Ícaro. Pero no es lo mismo. No es lo mismo, porque como Y Cymoedd es un lugar que visitar, no el hogar donde vivir y ha quedado rápidamente arrinconada. Y porque Tres Valles no era el escenario de una campaña sandbox, realmente, sino el primer acto de una historia chakesperiana de venganza y la oscuridad del alma humana. Quién sabe si los caminos nos llevarán de nuevo a Tres Valles y su castillo… de Alburquerque.

Mañana más. Nos vemos en el Forlon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.