El manuscrito de Ethiel

Una de las razones por las que Ethiel pinchó un poco a Yaltaka para que este volviera era, simplemente, el quitarse den en medio una mosca molesta. Ephram lo persiguió y le hizo la vida imposible, tomándolo como un agente de Uzbia que conspiraba contra él. Ethiel estaba entonces enfrascado en la investigación de lo que sería su obsesión durante todo el siglo XIII: la salida a la luz de la Orden del Temple. Cuando huyó de las Galias por sus problemas con el pretor rebelde tenía ya en su poder un manuscrito robado al Temple que indicaba la existencia de algún plan oculto de la organización.

La orden de Yaltaka de dejarlo todo y buscar a Uzbia le obligó a dejar de lado el Temple y los primeros y convulsos años del regreso del Pater Imperator no le dejaron tiempo para retomar la investigación, así que buscó la colaboración de su superior y le enseñó el manuscrito. Yaltaka le permitió dedicar parte de su tiempo al tema en cuanto fuera posible, así como utilizar los recursos del arcano.

El original del manuscrito que cambiaría la historia de Europa y quizás del mundo entero se guarda en la biblioteca personal de Vndyrwynd:

Es curioso cómo, a lo largo del tiempo, el símbolo más poderoso en todas las religiones ha sido la Piedra Negra, de origen meteórico, venerada como Madre Tierra, la Tierra fértil o creadora, y como dio origen a las diosas-madre, desde las antiguas gordas estatuillas de la fertilidad a Isis, Cibeles, Ceres, y otras muchas. De igual modo, resulta curioso que el único ídolo venerado por los musulmanes sea la Piedra Negra de la Meca, con el mismo significado de fertilidad. Hasta en tiempos recientes hermanos nuestros encontraron en Pafos una piedra negra aún venerada que para los fenicios fue Astarté. A mi ver, y apoyándome en varios interrogatorios a nephilim capturados, estas piedras son vestigios de la Gran Roca de Saturno que causó el Diluvio Universal, destruyó la Atlántida y nos libró de la esclavitud de los nephilim. Indudablemente, su papel como salvadora ha hecho que los restos de esta Gran Roca se terminasen venerando como Diosa-Madre, Diosa de la vida.

Sin embargo, estas piedras, por lo que hemos podido investigar, no contienen Auricalco o, por lo menos, éste actúa de manera distinta que unido al metal de nuestras armas o amuletos: sabemos que estas Piedras han sido veneradas en templos desde tiempo inmemorial, cuando los templos eran unas pocas losas de piedras. Y nos hemos encontrado con algo en verdad sorprendente: estos templos son más poderosos que los actuales, ya estén edificados sobre nexus, ya sea únicamente terreno consagrado. Hay quien opina que los rituales de consagración actuales, sean cristianos, musulmanes o judaicos, no son tan poderosos como los de antaño; otros creen que es por la falta de sacrificios, a ser posible humanos; o por la falta de sacerdotes con verdadera Fe.

Lo cierto es que los antiguos templos paganos de la Diosa-Madre siguen ahí, escondidos, perdidos en el tiempo, pero aún poderosos. Si conseguimos encontrarlos y activarlos de nuevo, convertirlos en nuevos templos dedicados a Nuestra Señora, todo ese poder será nuestro y estaremos más cerca de llevar a cabo el Gran Plan.

La construcción de los templos siguiendo el camino de Nuestra Señora en Francia va a buen ritmo y estará completo en breve. Algo más lento vamos en España, pero la Vía Láctea será nuestra en poco tiempo. El poder de las Vírgenes Negras nos dará la victoria, como predijo Máximo Galca.

Ya falta poco.

3 comentarios para “El manuscrito de Ethiel

  1. Jajaja, aún recuerdo un momento de confusión que sufriste al ver algo relacionado con las vírgenes negras (no sé si fue en un documental, en las noticias, en algún libro o exposición), porque te curraste tal trabajo de investigación y lo mezclaste tan bien con la trama que no sabías si era parte de lo que te habías inventado o algo salido de la documentación que usaste.

  2. Fueron unos segundos de pánico indescriptible. Aunque peor lo pasé con aquel puñetero congreso templario que hizo desaparecer todos los libros de historia y ocultismo vagamente relacionados con el Temple durante algo más de dos semanas, dejándome sin documentación en un momento clave de la campaña.

Deja un comentario