Decepción en Sevilla

En fin, nada salió como se esperaba. En el pequeño Salón del Manga sevillano encontramos mucho ambiente, mucho cosplay y mucho, mucho calor. Sobre todo, calor. Había talleres y actividades interesantes, pocos stands comerciales y con poco material y mucho, mucho calor. Sobre todo calor. El sitio elegido, el Casino de la Exposición, no era el mejor sitio posible para un evento de este tipo, que pide espacios más amplios. Pero, lo que era criminal en esta época del año, es tener un sitio pequeño, cerrado, sin ventilación ni aire acondicionado: entrabas del calor asfixiante de las 6 de la tarde y te dabas de bruces con un calor peor, húmedo y pegajoso, con el aire viciado.

A los cinco minutos de entrar me tuve que ir, mareado y con el cuerpo destrozado, con un golpe de calor en camino que, por fortuna, no llegó a más (volver al alojamiento, ducha fría, descanso y luego un buen rato fresquito en la Fnac). Un desastre organizativo que, espero, no haya tenido graves consecuencias para nadie.

Aparte de tachar de la lista de salones manganeros andaluces el de Sevilla, el resto del fin de semana fue provechoso, cervecero y entretenido y ha dejado entre mis manos el juego de rol del Mundodisco, lectura interesante y que espero dé para partidas divertidas. Y también planes para unas futuras minijornadas roleras más que interesantes. Y el D20 en la acera.

Y la anéctoda del liche. “Tengo más vida social que tú”. Me encanta intercambiar anécdotas roleras.

Esta entrada ha sido publicada en General.

2 comentarios para “Decepción en Sevilla

  1. Al final tuvimos un fin de semana de compras relajadas. Qué ya tocaba después de las maratonianas sesiones que nos damos de forma habitual.

  2. ¿Y tu pa que vas a llamar a tu primo cuando vienes a Sevilla?
    Qué pena que el golpe de calor no te dejara postrado en cama durante 3 días…jejeje

Deja un comentario