Allison & Lillia

La serie que comentamos hoy, para variar, es la adaptación de una serie de novelas ligeras. Concretamente, de dos series: Allison y Lillia y Treize. La versión en anime es del 2008, a cargo del estudio Madhouse (Claymore) y cuenta con 26 episodios, repartidos mitad y mitad para Allison (los 13 primeros) y para Lillia y Treize. La acción se sitúa en un continente imaginario con dos grandes potencias que han estado en guerra hasta hace nada y un nivel tecnológico comparable al de los años 30 y 40 del siglo XX. La serie está estructurada en arcos de varios episodios que se corresponderían con las distintas novelas, ambientados a ambos lados de la frontera y en el lejano y pequeño país de Ikstova.


Allison y Wil

La primera parte de la serie sigue las andanzas de la joven Allison (una eficaz Nana Mizuki, vista como Oboro en Basilisk o como Hinata en la serie del butanero rubio), rubia, guapa, alocada, de buen corazón, compulsiva, grillada, suicida… y del tímido, serio, cerebrito y tirador de primera Wil (Motoko Sumomo Kumai). Allison, piloto militar novata, arrastrará a Will, estudiante y compañero suyo del orfanato, a todo tipo de estrafalarias aventuras, que conllevarán (inevitablemente) que alguien quiera matarlos, que tengan que robar algún avión y que el pobre desgraciado de Wil se arrepienta siempre de no pararle los pies a su compañera (pero, teniendo a esa adorable rubia, ¿quién no la seguiría al fin del mundo?). Entre los curiosos y peligrosos personajes que se encuentran, destacan los otros dos protagonistas: el ligón Carr Benedict (Kouichi Spike Spiegel Yamadera), piloto del otro lado, y la… eh… fotógrafa aficionada Fiona (la dulce Mamiko Noto, Hécate en Shana).


Heinkel He 51 biplaza (o algo parecido)

La segunda parte, ambientada quince años después, tiene como protagonista a otra alocada joven, Lillia (Nana Mizuki, doblando papel), la hija de Allison (aunque, desgraciadamente, tan lenta como el padre para algunas cosas). Su contrapartida masculina es Treize (Hiroyuki Yoshino, visto como Firo en Baccano! y Miyokichi en True Tears) un muchacho valiente, perfeccionista y tímido para según qué cosas, mientras que los protagonistas de la primera parte están aquí de secundarios, poniendo voz a los adultos Allison y Wil Houko Kuwashima (Clare en Claymore) y Toshiyuki Morikawa (Takumi en Nana), respectivamente.

Allison & Lillia está dirigida al público joven: tramas bastante sencillas, malos que saltan en paracaídas siempre… Por otra parte, no está dirigida a un público tan joven: revisores inocentes mueren, cualquier tripulante de algo que no sea avión puede morir y algunas tramas son bastante retorcidas, aunque estén contadas de forma light. De la serie destaca tanto por sus actores de doblaje como por el dibujo (algo simple, pero bonito), estando la animación a la altura. En la parte negativa está la falta de garra dramática de los episodios, de garra de las escenas de acción y el torpísimo final, achacables a un guión al que le falta una hornada y una dirección para olvidar.


Ta 152 C de negro (qué preciosidad)

Hay tres razones para ver esta serie, y no más (por lo menos, si tienes cierta edad): Allison, Mamiko Noto y los aviones. La mayor parte de los aviones (y quizás todos, pero hay algunos que no he podido identificar) tienen su contrapartida en el mundo real: modelos de los años 30 para la primera mitad de la serie y de los años 40 para el resto. Así, el biplaza amarillo del opening es un entrenador De Havilland Tiger Moth. El hidroavión del primer capítulo es un hidrocanoa anfibio Grumman Goose. Sin embargo, el biplaza que roban Allison y Wil en el primer capítulo no logro identificarlo. Parece un Heinkel He-51 biplaza pero, hasta donde sé, no hubo versiones biplazas del He-51. No he encontrado ninguna correspondencia con los hidroaviones de caza de hélice impulsora estilo Henschel P.75.

En la segunda parte de la serie, los años pasan y la tecnología avanza una barbaridad, enseñándonos cosas como un bonito (y grande) hidrocanoa Sikorsky S-42 y una preciosa variante de Focke-Wulf Fw 190 (creo que un Ta 152 C con la toma de aire a babor). Posiblemente el caza más bonito de la 2ª Guerra Mundial, y de negro y con una rubia como Allison a los mandos… aaaaaaaah…

Rubia mirada de hielo en Fw 190
Allison a los mandos del Ta 152 C

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario