Baile de máscaras — El diario de los Origal

En el despacho subterráneo, el grupo consiguió salvar unos fragmentos de los libros quemados y destrozados por la salamandra ígnea. Formaban parte del diario de dos personas distintas. Esto es lo que obtuvieron.

Hacía un montón de tiempo que no envejecía papel con té.


Primer diario:

Contrataronme unos granjeros del interior, los Leclair, para buscar a su hija. Hace ya tres años de su desaparición y no era la única moza de los alrededores. Los granjeros echan la culpa a su señor Origal, del que decían que era brujo, pero no se atrevían a acudir a la Inquisición. Están desesperados y, por eso, acudieron a mí, al célebre cazador de brujos. Un brujo que caza otros brujos. Ironías del destino.

(…)

Origal es un mago. Desde aquí noto las protecciones mágicas de su casa. Pero, ¿tendrá de verdad algo que ver con las desapariciones?

(…)

He interrogado a uno de sus guardias hasta que ha confesado haber participado en el secuestro de dos chicas. Él y otros están destrozados por lo que hacen, pero le tienen pánico a Origal. Dice que, desde que se fue el capitán, Origal está desatado. Rara vez sale de su laboratorio subterráneo y, cuando le ha llevado las chicas, oyó los terribles gritos.

He preguntado por ese capitán. Es un matasiete con cerebro, por lo que dicen en Cère. Jules Lafleur, se llama. Parece que tenía una gran influencia sobre su jefe. Quizás, cuando empezaron los secuestros, dejó su puesto. O se enfrentó a Origal y está ahora muerto.

(…)

Pude matar a Origal en un descuido. Tuve suerte: estaba tan centrado en torturar a esa pareja que bajó sus defensas y no me sintió hasta que fue demasiado tarde. Muerto por los propios celos que tanto daño han causado. ¡Qué ironía!

(…)

No logro entender qué extraña maldición usó sobre esos dos. No sé con qué criatura del averno pactó. Tengo el sello de la Sala del Infortunio y sé que tuvo que reforzarlo con el sacrificio de las otras chicas, pero nada he encontrado en sus diarios. Si no hubiera visto con mis propios ojos cómo las heridas de Lafleur se curaban a gran velocidad, a la vez que esas mismas heridas aparecían en el cuerpo de Leclair…

(…)

He tomado el apellido de Origal, falsificando los registros para hacerme pasar por su heredero. Tiene una fortuna inmensa, mayor de la que obtendré jamás cazando brujos. He dividido las tierras en tres partes, para repartirlas con Lafleur y Leclair. Una pequeña compensación tras todo el dolor que han sufrido. Si Origal quería acabar con su amor, lo ha conseguido, pues ya son incapaces de estar cerca el uno del otro.

Creo que me quedaré un tiempo, antes de vender las tierras. La maldición me tiene intrigado.

Segundo diario:

Ayer murió Jules Lafleur. Llevaba casi un año encerrado en sí mismo, sin hablar ni con su familia. Sabía que su ataque fue lo que se la llevó a ella. Se han ido los dos y no sabemos aún nada de la maldición. Pero la enfermedad de la hija pequeña de Leclair nos dice que aún no ha acabado. Ha cambiado, pues no parece tener nada que ver con la salud de ningún hijo de Jules, pero sigue igual de misteriosa.

¡Ah, padre! Cuando tomaste la responsabilidad del apellido Origal, no esperabas dedicar tu vida a desentrañar esta maldición ni pasarme el cometido a mí. Me pregunto, ¿seré capaz de resolver yo el Daño de Origal? ¿O nos atará esta maldición también a nuestro linaje?

(…)

¡Los Lafleur aún la sufren! ¡La herida de Jacob era mortal de necesidad! Todos mis estudios, todas mis suposiciones, no valen. Debo empezar de nuevo.

Anexo: una breve cronología.

640. Jules Lafleur y la hija de los granjeros Leclair son secuestrados. El mago Origal realiza la maldición.

643. El cazador de brujos mata a Origal, adopta su apellido y reparte las tierras con Jules Lafleur y la hija de los Leclair.

683. Johannotus Lafleur, posiblemente nieto de Jules, adquiere el título de vizconde d’Aubigne.

696. Los Leclair compran el título de vizcondes de Vizaret.

702. Jacob Lafleur, nieto de Johannotus, es herido en la Batalla del cabo d’Erqy. Es el primer caso de la maldición de los Lafleur confirmado.

744. Jacob Lafleur muere a los 64 años.

807. Los Lafleur amplían su título a condes d’Aubigne.

c. 787. El último de los falsos Origal huye de Gabriel, perseguido por la Inquisición, para terminar naufragando en la isla de Pálias.

809. Partición de las tierras de los Origal entre los Lafleur y los Leclair.

898. Ailexandre Lafleur es herido en el duelo con Andriet de la Croix. Es el segundo caso confirmado de la maldición de los Lafleur, aunque muere por la infección a los pocos días.

c. 970. Jérôme Lafleur intenta suicidarse con la pistola de su padre. Es el tercer caso confirmado de la maldición de los Lafleur.

987. Julien Lafleur es herido en el corazón en una escaramuza. Es el cuarto caso.

De los Leclair no creo necesario poner nada.

Baile de máscaras, campaña para Ánima Beyond Fantasy.

A la hora de dar la información de la maldición a los jugadores, opté por escribir los fragmentos de los diarios en papel envejecido y quemado y dárselos, antes que leerles un texto. Como jugador, lo veo más interesante e inmersivo. Como director de juego, es un coñazo que consume mucho tiempo. Llevaba más de veinte años sin hacerlo. Ha sido divertido, aunque entonces disponía del patio de mis padres y podía quemar el papel sin ahumar la casa ni intoxicarme yo. Lo mejor, que los jugadores se lanzaron enseguida a apagar los restos llameantes de los libros. ¡Anda que si no lo hacen! Hubiera trabajado en balde.

PD: el lío Origal-Leclair-Lafleur no deja de ser otra adaptación de Lady Halcón. ¿Cuántas veces lo he hecho? Ya he perdido la cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.