Runequest – La torre derruida

Este fin de semana dirigí mi primera partida desde el puente de la Hispanidad, es decir, desde hace más de seis meses. Fue para estrenar Runequest Aventuras en Glorantha, la 7ª edición del juego, publicado en español por Edge. He cogido la aventura La torre derruida (The broken tower), que trae un pequeño suplemento gratuito publicado por Chaosium antes de la salida del juego, el Quickstart. El suplemento, además de la aventura, trae los personajes pregenerados del libro y un resumen de las reglas necesarias para jugar la aventura; una forma de catar el juego antes de comprarlo que Edge no ha traducido.


Es una aventura muy simple. Demasiado, diría yo. Pero funciona para lo que es: un tutorial para que máster y jugadores tengan su primer contacto con el juego. Tenía en mesa a Aldarion, Charlie, Menxar y Sir Petrus, que se repartieron a los personajes pregenerados del libro Nathem, Harmast, Vasana y Vishi Dunn. Dediqué el rato de la mañana a explicar un poco el mundo, los personajes y las reglas y, después de comer, jugamos la aventura.

No hay mucho que contar al respecto: un robo de ganado y los personajes jugadores que van detrás de los ladrones. Estuvimos (yo, sobre todo) agarrotados y luchando con las reglas (malditos MR, tengo que repasármelos otra vez), aunque el asalto final a las ruinas fue más fluido. De los combates, el encuentro de los lagartos se alargó un montón (los pequeños mamones, con su 25% de ataque, se apañaban para acertar tres de cada cuatro veces), pero los otros se resolvieron por la vía rápida. Neutralizado Danakos, Harmast negoció un acuerdo con Idrima y todos salvaron el pellejo.

En general, el juego me dio muy buenas sensaciones. El combate, pese al problema inicial del cálculo de MR, fue luego bastante rápido y me resultó más cómodo que el Runequest 6 y sus efectos de combate. Probé también alguna regla casera (¿Cómo? ¿Ya? Pues sí: limité la curación mágica, para que no se pueda utilizar el mismo conjuro más de una vez por herida). Ahora me toca volver a repasarme las reglas, aclarar mis dudas, volver a jugar y seguir repitiendo este proceso hasta interiorizar el sistema.

Mi idea es seguir con los módulos de la pantalla, pero Edge no ha vuelto a decir nada sobre Runequest y ya temo que no la veré antes de que salga la 2ª edición de Ánima. Parece que me va a tocar desoxidar mi inglés.

Esta entrada ha sido publicada en Runequest.

3 comentarios para “Runequest – La torre derruida

  1. Bueno, a ver qué saca Edge. Yo es que, exceptuando D&D 5a, que sí se cuida de publicar suplementos, ya escarmenté con otros títulos de los que saca básico y pantalla y se lava las manos. Entiendo que al final es una empresa y debe sacar beneficios, pero me joroba que se queden huérfanas las líneas que interesan.

    Por cierto Cubano, podrías hacer una entrada algún día de cómo hacer partidas de Nephilim? Me hice con un ejemplar pero me resulta complicado enfocarlo, y de hecho me resulta hasta más llamativo jugar los periodos históricos de los pjs que en la actualidad.

  2. Uf, Nephilim. Eso es bucear en lo más profundo de mi memoria. A mí también me resulta mucho más atractivo jugarlo en períodos históricos. Déjame que piense, intentaré sacar una entrada.

  3. Muchas gracias. La verdad es que me da la sensación de ser un juego bastante atípico, pero por lo que llevo leído no tengo muy claro del todo el cómo enfocarlo. Da la sensación de que no hay muchas razones para un Nephilim de apartarse de sus objetivos y colaborar con otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.