El Ícaro — Personajes: Edana Conway

Edana Conway es hija adoptiva de Frederick Conway, oficial de la Marina Imperial natural de Lucrecio. Un matrimonio feliz pero sin hijos hasta que, estando Frederick en empleo de capitán de fragata como agregado naval en Alberia, reclutó a la pequeña Edana, de seis o siete años, para su familia. El origen de la pequeña nos es desconocido, pero, siendo una tuan dalyr, cabe pensar en alguna operación encubierta de exterminio llevada a cabo por la milicia de Alberia con el asesoramiento de Frederick Conway.

La pequeña Edana se crió en un ambiente de férrea disciplina militar, tanto por ser lo natural en casa de los Conway como un intento de su padre adoptivo de enseñar a la muchacha a controlar sus salvajes impulsos naturales, lo que no impidieron ciertos hechos desagradables al alcanzar la chica la pubertad que hicieron que la familia se mudara a Lucrecio, al pasar Frederick a la Reserva Naval Imperial y de ahí a la marina de Lucrecio.

La joven quiso seguir la carrera de su padre, pero por su naturaleza él le desaconsejó alistarse en la Marina Imperial. Así, Edana Conway entraba a los 16 años como guardiamarina en la marina de Lucrecio. No obstante, la naturaleza de la joven jugó en su contra: temerosos de que provocara algún incidente, el alto mando la mantuvo siempre en destinos en tierra. Desesperada, acudió a su padre, quien, recurriendo todos sus contactos, logró que la destinaran al Proyecto Dédalo: el programa secreto de dirigibles. En el Dédalo floreció el potencial de la chica: participó en el desarrollo de los aerófonos que equiparían estas naves y en los primeros vuelos de prueba del Ícaro y de La Dama, convirtiéndose en la instructora de vigías y operadores de sensores.

Tras el asunto de Itezlhaya, la mayor parte de los tripulantes senior del Ícaro fueron trasladados a los nuevos dirigibles en construcción. El comandante O’Hare recurrió a los instructores del Proyecto Dédalo para cubrir los puestos claves de la aeronave, llevándose a Edana Conway como su segundo comandante en lo que es su primer destino embarcado.

Edana tenía los 22 años recién cumplidos cuando subió al Ícaro. Una joven atlética y atractiva, bajita, de andares felinos, siempre vestida conforme a las ordenanzas y con el uniforme impoluto. Era el terror en la academia y lo es ahora en el Ícaro: inflexible, con sus penetrantes ojos color miel y esa forma de fruncir la nariz, como si oliera las mentiras y el miedo, apareciendo siempre de repente para señalar esa mancha de grasa, ese botón desabrochado, ese comentario musitado con voz queda cuando no había nadie en los alrededores… Aunque en los últimos meses ha cambiado mucho: ser herida de muerte en dos ocasiones y superar sus propios miedos le han hecho apreciar y comprender a sus hombres y empezar a comprender cuándo ahogar con la disciplina y cuándo aflojar la mano.

Capitana de Corbeta Edana Conway, segundo comandante del Ícaro (después de la fallida boda del rey Pedr)

Guerrero mentalista, nivel 5+2. Tuan Dalyr, natural de Alberia (Gaïa). Edad: 22 años.

Características: Agi 6, Con 7, Des 8, Fue 10 (11), Int 8 (6), Per 11 (13), Pod 5, Vol 10 (8). Puntos de vida: 145. Turno base 80.

Ventajas y desventajas: Sentidos agudos, Acceso libre a disciplinas psíquicas, Visión nocturna, Apto en una materia (Advertir), Vulnerable a los venenos. Raíces culturales.

Habilidades de combate: Ataque, 130; Esquiva, 140. Armas conocidas: Garras, sable y Dragunov F-1. Habilidades de ki: Uso del ki; Extrusión de presencia y Extensión del aura; Uso de la energía necesaria e Inhumanidad.

Habilidades psíquicas: Potencial Psíquico, 100. Proyección Psíquica, 10. CV libres, 4; Innatos, 3.

Disciplinas Psíquicas: Telepatía (Comunicación mental, Escaneo de zona, Localización psíquica), Hipersensibildad (Filtrar sentidos, Desplazar sentidos).

Habilidades: Acrobacias, 20; Atletismo, 75; Montar, 25; Nadar, 25; Trepar, 45. Intimidar, 75; Liderazgo, 45. Advertir, 210; Buscar, 135; Rastrear, 100. Frialdad, 55; Proezas de Fuerza, 55; Resistir Dolor 40.

Fusil Dragunov modelo 1: fusil de repetición desarrollado por el artillero Dragunov a partir de un cañón antiaéreo atlante de 20mm. Usa balas cónicas reforjadas de las originales, cartucho de vaina metálica, pólvora negra Dragunov modelo 1 y, como fulminante, celulosa impregnada en fulminato de mercurio (iniciador Dragunov modelo 1). Mide 2,10m de longitud y precisa de un bípode u horquilla para poder ser utilizada, pero tiene más pegada que los mosquetes pesados del Ícaro y cuadriplica su alcance. Características: Turno -40; Fuerza requerida, 9; Fuerza del arma, 14; Alcance: 1200m; Recarga, 2; Cargador, 8; Cadencia, 50 (*); Avería del mecanismo: 30/100; Arma +5; Requiere munición +5; Compleja; 3 Manos (*); Llave de percusión (*). Munición: Daño base, 100; Crítico PEN; Penetrante (*); PPR (*); +5.

Sobre la creación del personaje: empezó a nivel 4, pudiendo usar libremente los PC de nivel 2 y 4 para coger ventajas, no sólo para subidas de características. Recibió gratis la ventaja de Raíces culturales (versión del Gaïa post-Core Exxet). Para las características, 60 puntos repartidos libremente. El resto de la creación, normal.

Ha demostrado ser un personaje difícil de llevar en partidas y ha estado a las puertas de la muerte en un par de ocasiones, pero su naturaleza inflexible y ajustada a las normas da mucho juego en las reuniones de estado mayor, en contraposición a la experiencia de campo del capitán Paolo y el pasotismo un tanto sanguinario del teniente White. El ajuste de +2 de los Tuan Dalyr está siendo brutal y más para lo que ofrece.

(*) Regla casera.

Deja un comentario