Pendragón — 498, batallas del verano

Lord Arcavius del Hacha Coronada, marshall de Salisbury, y lord Elffin de la Parca Quebrada, castellano de Vagon, habían decidido parar los pies al rey Idres lo más lejos posible de Salisbury. Tras pactar con Jagent y Dorset a comienzos de la primavera, en verano, recuperados ya de sus heridas de la boda, se pusieron al frente de las huestes del condado. Ochenta caballeros fueron con ellos, junto con numerosa infantería. Jagent mandó 50 caballeros y Dorset, un formidable cuerpo de mil legionarios perfectamente equipados. En Exeter, plaza fuerte del condado de Devon, se les unieron las tropas locales, sumando otros 75 caballeros más infantería.

No eran estas las únicas fuerzas que los condados de Logres enfrentaban al rey de Cornualles: barcos largos de Wessex y cocas de Dorset, al mando de sir Lycus, y con una carga bélica de 200 guerreros de Cerdic asolaron durante todo el verano las costas de Cornualles, en un intento de distraer los esfuerzos bélicos del rey Idres.

En Exeter se enfrentaron los dos ejércitos. El de Cornualles, pese a los hombres destinados a contrarrestar las incursiones sajonas, superaba al de nuestros héroes en caballeros. La primera carga de Logres hizo retroceder el centro de Cornualles, pero el rey Idres contaba con cientos de guerreros irlandeses que pronto desbordaron los flancos aliados. Pero ahí estaba el pretor Jonahel con sus legionarios, firmes como una roca. Aguantaron durante horas asalto tras asalto, desgastando al enemigo y haciéndoles flaquear mientras lord Arcavius reorganizaba a los caballeros y, con ataques de precisión quirúrgica, conseguía romper las filas enemigas. Con las últimas luces del día, el ejército del rey Idres rompía filas y huía en desbandada. Por fortuna para él, la noche impidió la persecución y pudo salvar buena parte de su ejército, sobre todo su preciada caballería.

Las pérdidas para los ejércitos de Logres fueron asumibles, pero no por ello menos dolorosas. Más de 100 legionarios dieron su vida por Devon. De Salisbury no volverían 8 caballeros, entre ellos lord Cennyd de Warminster y sir Lupinus, cuñado y amigo de lord Arcavius.

En Salisbury no se habían acabado las emociones del año. Una banda sajona de más de 60 guerreros, varios de ellos a caballo, y guiados por el Caballero de los Colmillos, había cruzado las ingobernadas tierras de Hampshire sin oposición y se había deslizado por el Bosque de Chute sin ser detectada. A primeros de agosto, con las tropas del condado lejos, en Devon, cayeron en mandada sobre la V de oro de Salisbury, las tierras situadas entre el Avon y el Bourne. Las campanas tocaron alarma y, desde Sarum, lord Garym de Fosbury salió a hacerles frente con los caballeros y sargentos que habían quedado de guarnición. Sin embargo, no alcanzó a ver al propio Caballero de los Colmillos y sus hombres a caballo, ocultos en un bosquecillo, que le tomaron por el flanco. Tras dejar a cuatro sargentos en el campo, lord Garym conseguía refugiarse tras la incompleta muralla de Sarum y mandar correo a Marlborough.

El correo, tras reventar dos caballos, llegó al castillo al caer la tarde, justo cuando lord Aeron de la Daga de Plata volvía de patrullar la frontera con Donnington. En cuanto oyó las malas nuevas, mandó llamar a caballeros y escuderos y partió raudo hacia Salisbury. De madrugada llegaban a Upavon, feudo ahora del príncipe Cynric por matrimonio. Sir Marco, administrador de Upavon, dio la bienvenida a su, hasta mayo, compañero de armas y les ofreció refugio por esa noche. Al alba continuaron las tropas de Marlborough hacia el sur, reforzadas por cinco caballeros que sir Marco puso a disposición de Salisbury, además de mulas con provisiones e impedimenta.

Entre tanto, los sajones habían avanzado hacia el sur, pero al ver los muros de Sarum retrocedieron y buscaron una forma de cruzar el Avon, siguiendo su camino de destrucción hacia las tierras de lord Elffin. En el vado de Winterslow, entre este feudo y Amesbury, se produjo el choque entre los caballeros de Aeron y los sajones. El choque fue fortísimo. El Caballero de los Colmillos era un duro rival y sus jinetes eran correosos y estaban bien equipados. Lord Aeron desmontó a uno, pero luego se las tuvo que ver con otros dos y fue herido muchas veces y cayó inconsciente. El Caballero de los Colmillos decapitó certeramente a sir Eudeat, uno de los caballeros de Sarum, y también hirió gravemente a sir Matuc de Marlborough. Pero era un enfrentamiento que no podían ganar y dio la orden de retirada, replegándose al otro lado del Avon.

Los caballeros de Marlborough también habían tenido bastante. Trasladaron a sus heridos a la abadía de Amesbury y se limitaron a vigilar a los sajones desde la orilla, esperando que los hombres de Sarum y de Du Plain se reunieran con ellos. Cuando lord Garym pudo reunir a todas las fuerzas disponibles, ya era tarde para perseguir a los sajones: el espeso Bosque de Chute se los había tragado. Atrás dejaban cabañas, graneros y establos quemados, mujeres violadas, hombres y niños asesinados.

No fue la única incursión sajona en los alrededores. Hampshire, prácticamente indefenso al no tener un gobernador fuerte, sufrió razzias tanto de Essex como de Sussex. Y Cerdic de Wessex arrasó las tierras de los caballeros que intentaran matarlo en la boda de su hijo, torturando y asesinando a sus familias y criados, llevándose como esclavos a sus vasallos y campesinos, quemando hasta los cimientos las aldeas y granjas y sembrando los campos de sal.

Las mesnadas de Salisbury fueron recibidas como héroes tras su victoria sobre el rey Idres, pero también con un mudo reproche por el ataque sufrido. Si el Caballero de los Colmillos se hubiera dado cuenta de que la muralla de Sarum estaba incompleta, el daño podría haber sido mucho peor.

Aeron pasaría el resto del verano y parte del otoño recuperándose en Amesbury, donde hizo amistad con Morgana, la hija menor de la reina Igraine. Allí se enteró de que la reina buscaba marido para su hija entre los reyes y señores del Norte. Barita, la hermana pequeña de lord Aeron, casó a principios de otoño con un caballero de Jagent. También llegaron noticias de la muerte de Teiddwen, hermana de lord Elffin que llevaba desaparecida desde 493. Una historia extraña relacionada con una fuente del Bosque Salvaje. Su hija, Mwynen, había sido acogida por Elffin entonces y se había convertido en una callada y guapa joven de 17 años.

Durante ese invierno desapareció también Arcavia, la hermana de lord Arcavius. Tras enterrar a su marido, Tiberio Fulvio Lupino, más conocido como Lupinus o Lupin entre los caballeros cymri de Salisbury, y dejar a sus hijos en Sarum, habíase esfumado sin dejar rastro.

Y así terminó este extraño y largo año de 498.

3 comentarios para “Pendragón — 498, batallas del verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.