Pendragón — 497, el año de la expansión

Si 496 fue un año marcado por los problemas internos de los condados de Logres, resultado de la muerte de sus señores y principales oficiales en San Albano, y por la llegada de Cerdic ap Vortigern, 497 fue el año de los primeros movimientos. Los rumores que llegaban de Gales parecían indicar que allí todos luchaban contra todos y los irlandeses campaban a sus anchas; del suroeste las noticias eran inquietantes: el rey Idres de Cornualles y Bretaña había puesto sus ojos en el desgobernado ducado de Cornualles. Mensajeros de Devon y Jagent llegaron en primavera, intentando hablar con la reina Ygraine sin éxito. Para verano, Tintagel se había rendido.

Los reyes sajones siguieron pidiendo tributo. Sir Elffin de la Parca Quebrada echó de malos modos al príncipe Aescwine de Essex y los señores de Wight colgaron de sus murallas a los emisarios del rey Cerdic. Wight sería arrasada hasta los cimientos ese verano y a comienzos del año siguiente el príncipe Cynric le contó a sir Elffin que el Caballero de los Colmillos, campeón del príncipe Aescwine, había prometido matarle y llevarle su cabeza a su señor.

En Salisbury, ante tales noticias, se dieron prisa en cerrar la alianza matrimonial con Cerdic, que incluyó el reparto secreto de los restos del malogrado condado de Hampshire entre Wessex y Salisbury. Aquí se empezaron a ver las apetencias expansionistas del nuevo marshall, que cristalizarían ese mismo verano en una campaña contra la débil baronía de Malborough, con el apoyo de varios de los abanderados del condado, excitados por la promesa de botín, y en contra de la voluntad de la condesa.

El plan consistía en hacer una razzia sobre la vulnerable ciudad de Mildenhall que demostrara la vulnerabilidad del barón (un chaval de unos 9 ó 10 años) para luego convencer a los vasallos nominales de Malborough, como la ciudad de Calne o el abanderado de Silbury, de que se unieran a Salisbury. El ejército condal, formado por 40 caballeros y treinta infantes, avanzó por la carretera de Upavon, ocultos por el bosque de Savernake. Sir Elffin y sir Jaradan se acercaron primero a Malborough para ofrecerles una rendición honorable, pero el castellano se mostró dispuesto a defender el castillo y la ciudad de cualquier ataque. Rotas las negociaciones, al día siguiente el ejército de Salisbury cruzaba el Kennet. La posición no era buena, con el río a sus espaldas, la ciudad a la derecha y el puente al castillo de Marlborough a la izquierda, pero sir Arcavius se lanzó contra el puente para evitar que las tropas enemigas tuvieran tiempo de formar, dejando a su infantería al cargo de evitar cualquier ayuda desde la ciudad. Tan arriesgado plan tuvo éxito y, a media mañana, el pendón de Salisbury ondeaba en Marlborough. Sólo tuvieron que lamentar un muerto, un caballero de Sarum, y unos pocos heridos graves, entre ellos sir Aeron, pero Bar, el joven barón, se les había escapado por los pelos.

El inesperado éxito de la campaña debilitaría la unidad del consejo. El qué hacer con la ciudad y el castillo y con los señoríos circundantes supuso días y días de negociación y nadie quedó satisfecho. El propio sir Arcavius llegó a amagar con abandonar su puesto de marshall y, tras haber forzado a que fuera la condesa quien repartiera los señoríos conquistados, la insultó protestando por su decisión. El poder y la responsabilidad pasaban factura al alma del Caballero del Hacha Coronada y la muerte de parto de su mujer, lady Adwen, ese invierno no contribuyó a mejorar su ánimo.

497 fue también el año en que sir Aeron de la Daga de Plata casó con Eleri fearch Hywel, su prima y heredera de West Lavington. Al igual que sus compañeros de la Hermandad, la boda, celebrada en primavera en un Sarum patas arriba por las obras de la muralla, fue soberbia, con los mejores cocineros, bardos, saltimbanquis y malabaristas, con un oso cazado por sir Arcavius el día anterior como plato principal. Una boda llena de bromas entre los amigos, vino, comida, cerveza de la mejor calidad y sucesos de lo más divertidos. Incluso el rey Cerdic contribuyó enviando varios barriles del mejor vino hispano obtenidos Dios sabía cómo.

2 comentarios para “Pendragón — 497, el año de la expansión

  1. Son los problemas del día a día.
    Sir Alan de Devizes sólo piensa en riqueza.
    Sir Jaradan se deja llevar a veces por su Odio a los sajones.
    Sir Leo el Mayordomo es un caballero religioso, devoto y de gran moral. Estos movimientos vuestros los puede ver como un intento de dejar al joven Robert sin su corona condal.
    La condesa está más por guardar la ropa, pagar los tributos que sean y esperar. Una postura conservadora y defensiva.
    Así que es normal que las negociaciones sean duras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.