Cultura en Extremadura, negro futuro

Leo en el Hoy unas palabras del flamante consejero de economía de la Junta de Extremadura que me han dejado estupefacto:

[La Orquesta de Extremadura] Costando lo que nos cuesta, ¿el servicio social que presta merece la pena que se mantenga? Personalmente creo que no, que esos recursos se pueden aplicar a otras cuestiones de mayor trascendencia social, y formar una orquesta aceptable con profesores y alumnos brillantes de los conservatorios; a lo mejor el público encantado por la música clásica se resiente un poquito, pero es preferible que se resienta su oído, a que 150 familias de parados no puedan seguir adelante.

Como dice El Reciclador: Lo que dice es: hagamos una orquesta con profesores de conservatorio y alumnos (a quienes no pagaremos, por supuesto: a los profesores les obligamos a tocar en base al número de horas semanales trabajadas, y a los alumnos, bueno, a esos también), para contentar a los culturetas. Ahorrémonos el dinero que cuesta mantener una orquesta porque, oigan, ¿la cultura qué importancia tiene en tiempos de crisis? Pues la misma que la educación, por lo visto. O sea, ninguna (…)Y eso sí, para proteger a 150 familias de parados es mejor que se resienta el oído de unos pocos un poquito… además de la vida de las familias de los músicos y staff de la Orquesta damnificada, por cierto, vidas que también se resentirán un poquito, digo yo, cuando vayan todos al paro. Claro que no son 150. Y además sólo son músicos. Una élite cultural que sólo produce arte.

Se está luciendo el gobierno del PP de Extremadura en el poco tiempo que lleva en el poder. Empezó con los ataques al Festival de Teatro de Mérida, censura de exposición fotográfica incluida. Siguió con un verano sin saber nada de la programación 2011-2012 de la Orquesta de Extremadura. Continuó con las críticas de Monago, presidente extremeño, hacia el director de la Orquesta de Extremadura, sobre su salario y el que no viviera en Extremadura y nos trae ahora las declaraciones del consejero de economía.

Desde las elecciones el PP de Extremadura ha dejado bien claro tres cosas:

  1. Que la cultura y la educación les importa bien poco. O, mejor dicho, les importa… para alejarla del alcance de la gente y convertirla en un reducto cerrado.
  2. Que la existencia de profesionales que cobren por su trabajo y según su valía es un anatema y debe ser borrada de la faz de la tierra.
  3. Que todo avance, de cualquier tipo, que pudiera ser debido al quehacer del anterior gobierno socialista debe ser eliminado.

Estos han llegado decididos a convertirse en los nuevos caciques de Extremadura. Y lo que es peor, no como antes era el PSOE, sino en la forma deformada que veían al anterior gobierno. Extremadura, qué mal futuro te veo. El esperado soplo de aire fresco y limpio que muchos esperábamos se está convirtiendo rápidamente en mortal nube de gas mostaza.

Blog de apoyo a la Orquesta de Extremadura: http://apoyoalaoex.wordpress.com/

2 comentarios para “Cultura en Extremadura, negro futuro

  1. y pienso yo, ¿no es más fácil crear empleo para 150 familias, que aumentar el número con todas las que se quedan sin trabajo cuando la orquesta deje de funcionar? y si solo son 150 familias, el resto de parados ¿dónde están?.

    Huy, que no es eso, que lo que quieren es que volvamos a ser “los paletos” de España. ¿A este señor nadie le ha enseñado el valor que tiene la cultura en el sociedad?

  2. 150 familias son 150 puestos de trabajo. Si son de la Junta, como se entiende, serán en su mayoría en bolsas de trabajo de ayuntamientos y diputaciones, lo que dará algunos titulares en la prensa (del tipo “¡Qué buenos somos!”). Trabajos de perfil bajo, peones y similares, lo que supone salario mínimo interprofesional o poco más. En bastantes casos, jornada parcial. Contratos de 6 ó 12 meses.
    Los de ayuntamientos ya sabemos como van: la mayor parte a pagar favores, a colocar a gente afín al partido y a sus familiares y amigos. En las diputaciones era así también, así que no me hago ilusiones. Los pocos que queden para el resto de la gente puede que sigan algún criterio (antigüedad en el paro) o, como el que rechacé para venir aquí, el primero que lo coja se lo lleva. Algún puesto de más alto salario quedará para colocar a alguien cercano en buen sitio. Resumiendo, más sopa boba, lo mejor para seguir hundiendo esta comunidad en la miseria.
    Así obtenemos titulares, voto cautivo y pagamos favores. Que 60 profesionales cualificados se vayan al paro, que el futuro de la música en Extremadura se pudra, es lo de menos: al fin y al cabo, fue un invento socialista, ¿no? Fuera de Extremadura habrá quien se escandalice, habrá quien considere que es normal y que ese dinero es mejor invertirlo en poner agua corriente en los pueblos e incluso luz eléctrica. ¿P’á que quieren esos lanúos una orquesta?
    El individuo ya ha dejado bien claro su catadura moral. Lo siguiente será no mantener o restaurar el Teatro romano de Mérida o la Alcazaba de Badajoz, quitar los laboratorios de física de los institutos o cerrar las urgencias nocturnas de los centros de salud. Al tiempo.

Deja un comentario