Comidas

Un problema que se me presenta con cierta frecuencia al dirigir una partida es el de la comida. Bueno, realmente son dos problemas, pero al primero (que mis jugadores me llenen la mesa de chucherías varias) me estoy acostumbrando. Esta entrada está dedicada al segundo: elegir el menú para los pjs en una partida. Problema habitual: llegan a una taberna o restaurante y, ¿qué hay para comer? En juegos de fantasía medieval, no sé por qué, estofado, queso, pan, quizás cordero al horno y poco más. Así que el otro día, leyendo El rey lobo de Juan Eslava Galán (recomendable novela de aventuras, con el habitual final precipitado y algo cojo marca de la casa), novela donde sale bastante el tema de la comida, decidí hacerme una lista de menús sacados de aquí y de allá. Hoy, un par de ejemplos.

1) Una cena romana, la dada por Julio César (el abuelo de ése) a Cayo Mario (El primer hombre de Roma, Colleen McCullough)

Aves asadas rellenas de pan, cebolla y hierbas frescas del huerto; panecillos muy finos recién hechos; dos clases de aceitunas; albóndigas de masa de finísima harina con huevo y queso; salchichas a la brasa untadas con ajo y miel diluida; ensaladas de lechuga, apio, pepino y chalota aliñadas con diferentes aceites y vinagres; coliflor, brécol y calabacitas hervidas guarnecida con aceite y almendra rallada. De postre, tartitas de fruta, cubitos de semillas de sésamo envueltos en miel silvestre de tomillo, empanadillas de pasas picadas en jarabe de higo y dos espléndidos quesos. El aceite, suave, de primera prensa. La sal, seca y la pimienta, en grano, de primera calidad. El vino, normal y aguado, para no embotar, dejando el bueno para la sobremesa.

2) Un sencillo ágape en una posada celebrando el encuentro de dos amigos (Las fronteras de lo posible, La espada del destino, Andzrej Sapkowski)

Angulas al ajillo en aceite y vinagre; pimientos verdes rellenos en escabeche; sopa de almadiero (de pescados y moluscos varios); asado de cordero con cebolla; cangrejos, queso de oveja y ensalada. Todo regado con abundante cerveza.

3) Un gran banquete real (Caballeros aventureros, suplemento de Pendragón)

Frutytes Melior (ciruela, membrillo, manzana y pera con romero, albahaca y ruda en tarta pastelera); el golfillo de san Juan (escultura en forma de erizo de carne troceada envuelta en hojaldre; Almoundyn Eyroun (toritlla de almendras con grosellas, miel y azafrán); salmón asado en salsa de cebolla y vino; alcachofas rellenas de arroz y arándanos; pollo en rodajas, cubierto de miel y sazonado con mostaza, romero y piñones; pastel de hierbas de los humores astrológicos (¿?); queso de los temperamentos astrológicos; Alas a la duquesa (alas de pollo y faisán asadas); Pasteles de adivinación de bayas de saúco (pastelillos de diversas formas); pastelitos de almendras y especias.

4) Una comida sencilla en una taberna llena de mercenarios y otros viajantes (El rey lobo, Juan Eslava Galán).

Jabalí en salsa de higos, salchichas picantes y cerveza. En otra ocasión, en el equivalente a un Burriking, un pan recién hecho partido a la mitad sobre el que se sirve cerdo en salsa y cerveza.

2 comentarios para “Comidas

  1. Mira Cancion de hielo y fuego, a lo largo de los 4 libros que han sacado por ahora los personajes comen a menudo y te explican bastantes platos (no hacerlos, sino lo que son y que llevan) e incluso hay banquetes grandes y esas cosas por si necesitas una boda (roja) o cosas asi.

Deja un comentario