Cosas bonitas tiene mi niña…

Poquito a poco voy haciéndome a Vista y cada vez encuentro más cosas, de cara al uso cotidiano, que me gustan. O mejor, me encantan. Son cositas pequeñas, pero que te hacen la vida un poco más fácil.

Por ejemplo: al renombrar un archivo en Vista no se selecciona la extensión, sólo el nombre del archivo.

Otro ejemplo: al renombrar un archivo, si pulso el tabulador, me pasa al siguiente archivo (por supuesto, con el nombre seleccionado, pero no la extensión). Así es mucho más cómodo cambiar de nombre varios archivos, como por ejemplo, todos los episodios de la primera temporada de Code Geass.

Otra más: las opciones de ordenación (por ejemplo, Nombre, Fecha de modificación, Tipo, etc.) en las versiones anteriores de Windows sólo aparecen en la parte superior de la ventana del explorador cuando tenemos seleccionada la vista “Detalles”. Que aparezcan ahí es muy cómodo porque podemos ordenar por orden ascendente o descendente simplemente pinchando en la etiqueta (o cabecera de la columna, como prefieras) que deseemos. Para ordenar los archivos en cualquier otra vista, tenemos que abrir el menú contextual con el botón derecho, ir a “Ordenar” y seleccionar la ordenación. Ahora, en Vista, las opciones de ordenación siempre aparecen.

Un comentario para “Cosas bonitas tiene mi niña…

  1. Pingback: Quemando Cromo » Blog Archive » Hacía calor, la noche en que quemamos a Cromo

Deja un comentario