Baile de máscaras — Verano: Michel

Michel Laffount, tercer hijo del conde de Gévaudan, volvió a casa cambiado. Quizás porque partes muy internas de él habían visto la luz del día. Consciente de su mortalidad, consciente de la oscuridad de su alma y consciente, también, de que su vida de joven adinerado juerguista y mujeriego no era una vida de la que sentirse orgulloso cuando tocaba verla pasar ante sus ojos.

Dejó el cómodo puesto en el ayuntamiento que le había conseguido su padre y se lanzó a abrir su propio negocio, una línea de alta costura, aprovechando tanto el tirón que había tenido su traje para en el Gran Baile de Máscaras de Dupois como los recursos de su familia, de cuyas rutas comerciales podría obtener los tejidos y elementos exóticos que necesitara. Su padre, comerciante hasta la médula, se alegró de que su hijo buscara su propio camino y le ofreció todo el apoyo familiar en los difíciles primeros años… a cambio de un buen paquete de acciones, claro.


Michel se despidió para siempre de su antiguo yo el día de su vigésimo segundo cumpleaños, con una fiesta que sería recordada durante muchos meses, con una parte de alta sociedad donde se presentó y recogió sus primeros encargos y otra en el puerto, con sus amigos, con sus compañeros de francachelas y con los marineros de su familia que le habían visto crecer.

Esto sólo fue un paso en un objetivo más ambicioso. Y es que se había dado cuenta de que estaba enamorado. Y, si bien la riqueza de su familia era poca cosa comparada con la de él, su dignitas era incontestable. Y era consciente de sus pocas posibilidades como tercer hijo de un nuevo noble. De ahí que quisiera hacerse notar como hombre capaz de cambiar y de forjarse su propio futuro. La fortuna le sonreía y la dama le amaba también, como pudo comprobar en una declaración florete en mano que terminó de tórrida manera en la sauna.

Convencer al padre se le antojó mucho más difícil, pero no lo fue tanto. Éste, como habrán supuesto, el conde de Carbellac, había criado a su hija para que fuera una mujer independiente y segura de sí (posiblemente fuera más mérito de la señora de Carbellac, pero eso no lo diremos aquí para no herir sus sentimientos) y no pensaba coartarla a la hora de elegir marido. Una vez supo de las intenciones de Michel Laffount de verse con su hija y que ésta también quería, sólo pudo dar su aprobación. Total, si la elección de su hija demostraba ser equivocada, confiaba en la fuerza de su brazo.

Pero convencer a la señora de Carbellac fue más difícil. Aunque aquello le tocó hacerlo a Chloé y descubrió que su madre podía ser a la vez comprensiva y un auténtico hueso.

«Así que, le vino a decir, en lugar de un hombre de familia rica que pueda mantenerte sin preocupaciones, decides enamorarte de un joven de dudosa fama que se lanza a su primer negocio. No pongo en duda que el joven Laffount sea capaz de vender magníficos trajes, mas sí que sepa ganar dinero con ello. Si quieres que consienta en que te veas con él, que inicies noviazgo y que, llegado el caso, te cases con él, debes demostrarme que uno de los dos entenderá de números y negocio y será capaz de sacar la familia adelante. Y, por ello, cursarás estudios superiores en la Academia de Astria.»

Así pues, el verano fue agridulce y lleno de actividad para Michel: buscar una casa donde pudiera tener el taller y preparar la mudanza, tantear empleados, proveedores y clientes y pasar todo el tiempo posible con Chloé, con la dicha de amar y ser amado y la desdicha de la separación en el horizonte.

Baile de máscaras, campaña para Ánima Beyond Fantasy, 1×06-1×07. Con Julien Lafleur d’Aubigne (Alcadizaar) y su hermano Jacques (Aldarion), Colette/Noel Leclair de Dunois (Menxar) y Michel Laffount de Gévaudan (Charlie).

Las pocas líneas de esta entrada no hacen justicia al cambio de enfoque radical de Charlie con su personaje, a la fiesta que organizó en su cumpleaños ni, mucho menos, a la escena de Michel y Chloé en casa de la segunda, con equipo de esgrima, digna de una buena película del género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.