El desafío de los 30 días — ¿Por qué te compraste ese juego?

No soy un gran comprador de rol. En su día me aficioné a Nephilim (sólo dos libros publicados en España) y Pendragón (4). Picoteé algo de Runequest. De MERP compré poco, pues en aquel entonces estaba en un club de rol y las estanterías se combaban por el peso. Así que, de aquella época, me arrepiento de no haberme comprado algunos libros (Piratas, Far West), pero no al revés.

Desde entonces, han entrado en mi casa algunos libros que apenas he rentabilizado: Exo y varios de sus suplementos me los compré por coleccionismo, no he dirigido nunca y es una ambientación que me abruma, pero me encanta y lo considero una buena compra; Heroquest sólo lo he usado una vez, pero me sigue entusiasmando por su sistema y le he sacado cosas para otros juegos; Roleage cayó de saldo, también por coleccionismo, como la caja de Reinos Olvidados o la de Retorno a la Tumba de los Horrores (que usé parcialmente para Fort Nakhti); a Las tierras del sueño espero darle utilidad algún día, lo mismo que a un módulo de Ars Magica que tengo por ahí. Pero lo que son compras bluff tengo tres:

  • Yggdrasill. Como libro de ambientación está muy bien, pero el sistema de juego es muy, muy flojo y la campaña que trae no me inspiró nada, aparte de traer un exceso de literatura. Tiempo después le eché el ojo a alguno de sus suplementos, a ver si la cosa mejoraba. Como compra de la edición de bolsillo, hubiera sido una buena opción, pero me compré el manual en tapa dura.
  • La ciudad perdida de Eldarad. Compré este suplemento de saldo, a 6 euros o así, nuevecito y precintado, en un tiempo en el que logré hacerme del Runequest avanzado (el básico tuve que fotocopiarlo) y del Vikingos. Eldarad es un peso muerto del que soy incapaz de sacar lo más mínimo. No lo veo como entorno de campaña, no tiene aventuras o tramas de interés… No tiene nada para mí, y eso que le he dado vueltas y vueltas. Es uno de los pocos libros al que le daré boleto algún día.
  • La llamada de los dioses, la caja negra de Aventuras en la Marca del Este. Ésta es dolorosa porque fue por impulso y se me llevó 40 euros que podía haber invertido en una copia física de Runequest 6, en el Walhalla o en el Steam States. La culpa es mía, of course, quería meterme con una campaña de dungeoneo de sabor clásico y odio leer en pdf, pero yo no soy capaz de coger eso y darle utilidad. Para mi gusto no tiene un mínimo de coherencia interna y se limita a mover a los personajes de localización con bichos a localización con bichos con una mala excusa de fondo. Otro (el segundo) que me alegraré el día que salga de mi casa.

Nos vemos en el Forlon.

2 comentarios para “El desafío de los 30 días — ¿Por qué te compraste ese juego?

Deja un comentario