Psyco Pass: “La cadena de la justicia, el sistema, nunca se acaba”

¿Qué harías si vivieras en una sociedad en la que para ser un ciudadano común dependieses de la reacción natural de tu mente hacia los crímenes?. Pues a través de esta serie, puedes hacerte una idea.

En un futuro próximo, la sociedad se rige por las decisiones del Sistema Sybil; un sistema prácticamente perfecto que mantiene un adecuado orden social para garantizar la máxima seguridad y la mejor calidad de vida posible para sus ciudadanos. Este sistema funciona mediante la medición instantánea del estado mental y la personalidad a través del Psycho Pass, determinando su color y claridad, es posible incluso medir la probabilidad de que un individuo cometa un crimen. Esta probabilidad se evalúa mediante el coeficiente de criminalidad, que cuando es demasiado alto provoca que las personas sean perseguidas y detenidas para ser llevadas a que se recuperen mediante terapia o ejecutadas de forma inmediata.

Los que se ocupan de esta parte del sistema, los denominados Ojos de Sybil, son la Oficina de Seguridad Pública e Investigación Criminal. Esta unidad está formada por inspectores y ejecutores. Los ejecutores son criminales potenciales utilizados como cazadores para realizar el trabajo sucio; los inspectores son los responsables de supervisar las acciones de los ejecutores para que desarrollen sus funciones dentro de los parámetros de la ley. Para realizar su trabajo utilizan armas especiales denominadas Dominator que están diseñadas para medir automáticamente el coeficiente criminal de una persona y determinar su destino. Y entorno a dos miembros de esta unidad, Tsunemori Akane, una inspectora novata y Shinya Kōgami, un ejecutor, se desarrolla la historia; con permiso de Makishima, otro personaje importante en esta historia.


Unidad 1 de la Oficina de Seguridad Pública e Investigación Criminal

La serie está producida por Production I.G. (conocido entre otros por Ghost in the Shell, o The End of Evangelion). El guión es de Gen Urobuchi (Puella Magi Madoka Magica, Fate/Zero, etc) y el diseño de los personajes se lo debemos a Amano Akira (autora de Katekyo Hitman Reborn!). Consta de 22 episodios, de los cuales, en los 10 primeros se presentan los personajes y la sociedad en la que viven a través de la resolución de diferentes casos que llevan en el episodio 11 a un giro en el argumento (no doy más detalles para que no haya spoiler). A partir de este capítulo veremos el argumento real de la serie.

Como la serie me encanta en todos los aspectos y por alguno hay que empezar, creo que lo haré por los personajes. Aunque en un primer momento intentemos encajar a alguno de los personajes como un típico estereotipo anime, pronto nos daremos cuenta que ninguno de ellos lo es; pero eso es algo que tendréis que descubrir cuando veáis la serie (si todavía no lo habéis hecho). Cada personaje tiene sus propios ideales, su manera de hacer las cosas y su forma de adaptarse a las diferentes situaciones que se les presentan a lo largo de la historia, y todos ellos evolucionan a lo largo de los episodios.

En cuanto a la animación sólo puedo decir que es impresionante; los personajes llaman la atención por su trasfondo y por su estilo realista haciendo que su diseño sea interesante, además de lo cuidadas que están sus expresiones como las miradas (especialmente las de Kogami, primer premio en expresividad a la hora de endurecer miradas). Los escenarios están muy cuidados, consiguiendo recrear perfectamente una ciudad futurista con zonas públicas, barrios bajos, colegios privados y escenarios estilo cyberpunk alternándose. Me ha llamado mucho la atención el nivel de detalle de los Dominators en todas las escenas en las que aparecen, parece que puedes apreciar como se mueven sus componentes cuando cambian de un modo a otro, son espectaculares.


Dominator

La banda sonora se adecúa perfectamente al ambiente de la serie, siendo otro aspecto importante de ella e integrándose perfectamente con la trama y los diferentes escenarios. Y los openings y endings concuerdan perfectamente con la serie (Openings: 1- “Abnormalize” de Ling Tosite Sigure; 2- “Out of Control” de Nothing’s Carved in Stone// Endings: 1- “Namae no nai Kaibutsu” y 2- “All Alone With You” ambos de EGOIST).

El trasfondo de esta serie te hace plantearte temas profundos como la moral humana, la estructuración de la sociedad, la libertad de tomar decisiones propias, diferenciar el bien del mal y ser capaz de reaccionar ante él, la creatividad e imaginación humanas etc. Debido a los temas que trata, acabas reflexionando sobre estos temas y algunos más y teorizando sobre la reacción de los personajes a lo largo de la historia, lo que hace que sea muy divertido poder comentarla con alguien. Presta mucha atención a la cultura presentando referencias literarias, filosóficas y artísticas que hacen que te pique la curiosidad por ampliar algunas de ellas.

En conclusión, es una de las mejores series que he visto en mucho tiempo; ha conseguido engancharme y te deja con la sensación de que sea cual sea el final no te va decepcionar (de hecho casi escribo la reseña en el episodio 20 antes de terminarla de ver) y lo cumple. Para mí el final es el mejor posible y más realista tras la evolución de la historia y deja pie para una posible continuación, lo cual, me encantaría. Aquí tenemos una buena mezcla de ciencia ficción, ambiente cyberpunk, asesinatos, investigación, misterio, gore y relaciones interpersonales aderezadas con una buena trama, animación y banda sonora. Si no la habéis visto ya, hacedlo porque merece la pena.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

2 comentarios para “Psyco Pass: “La cadena de la justicia, el sistema, nunca se acaba”

  1. Una serie redonda…mi único pero es el capítulo totalmente fill-in dedicado a Yayoi Kunizuka , que me parece que rompe de manera un tanto brusca con la trama y el planteamiento de la serie…¿Alguien no entregó el guíón a tiempo, o qué?..en cualquier caso,una serie de lo mejorcito que he visto de ciencia ficción…Buena reseña!

Deja un comentario