Tegami bachi, las abejas mensajeras.

En ocasiones, aparecen obras con personalidad propia que se desmarcan de lo habitual de un género como el shonen, posiblemente con esta serie estemos ante uno de estos casos debido al ambiente steampunk del mundo, las normas de trabajo de los Letter Bee o los peligros a los que deben enfrentarse que se alejan un tanto del tipo shonen de luchas y autosuperación.

La serie Tegami Bachi (también conocida como Letter Bee) está basada en el manga de Hiroyuki Asada. En 2008 se realizó una OVA titulada Tegami Bachi: Hikari to Ao no Yawa Genso (Letter Bee: light y Blue Night Fantasy) por los Studio Pierrot que precedió al inicio de la serie en octubre de 2009 con una primera temporada de 25 episodios. En octubre del 2010, se estrenó la segunda temporada, titulada Tegami Bachi Reverse.


Los protas de la serie

Y así, esta serie se desarrolla en un mundo sumido en la oscuridad perpetua, Amberground, donde los humanos han desarrollado un sol artificial al que sólo tienen acceso los habitantes de la capital, Akatsuki. El resto de habitantes vive en las zonas de Yuusari y Yodaka (la región más exterior); cuanto más alejado de Akatsuki, más dura es la vida y más peligros esconden sus alrededores. La única manera de comunicación a larga distancia es a través de cartas que son repartidas a cualquier destino por un servicio postal llamado abejas mensajeras (letter bee / tegami bachi).

La historia comienza cuando Gauche Suede (Jun Fukuyama), un tegami bachi con una de las rutas más peligrosas, tiene que recoger una carta y entregarla en un pueblo del distrito de Yodaka, el anillo más exterior de Amberground. La carta en cuestión, resulta ser un niño de 7 años llamado Lag Seeing (Miyuki Sawashiro) con un ámbar espiritual rojo en su ojo derecho. Durante su viaje como carta, Lag activa accidentalmente el ámbar de su ojo extrayendo shindanju (un tipo de poder espiritual) y disparando balas corazón, principal munición de estos carteros contra los gaichuu (insectos gigantes que se alimentan del corazón humano). A lo largo de su viaje Lag se ve inspirado por la fuerza y entrega de Gauche, y desea convertirse en un Letter Bee como él.

Unos años después, Lag se convierte en abeja mensajera y conoce a su dingo, Niche (Ayumi Fujimura), en una situación un tanto especial. Juntos se embarcan en una misión para encontrar a Gauche, quién desapareció poco antes de que Lag formase parte de las abejas mensajeras.

En la segunda temporada, un grupo antigubernamental llamado Reverse comienza a robar las cartas a las abejas. Lag encuentra al fin a Gauche, pero este no recuerda su vida pasada, y bajo el nombre de Noir está dedicado a la causa de Reverse. Lag intentará desesperadamente recuperar la memoria de Gauche.

Poco a poco y a través de varios arcos cortos, el autor va creando una trasfondo lleno de misterios, centrándose, sobre todo en la segunda temporada de la serie, en la rebelión contra el orden establecido. Un aspecto a destacar de este anime es el desarrollo de los personajes a lo largo de la historia de una forma natural y sin grandes escenas épicas con giros radicales en la historia.

La animación es buena y se complementa muy bien con la música; es curiosa la paleta de colores, estando ambientado en un mundo en penumbras e incluso en oscuridad en algunas zonas. El diseño de personajes también es muy bueno, entre ellos yo destacaría a Zazie (Daisuke Kishio; uno de mis favoritos, porque él lo vale) y Jiggy Pepper (Kazuja Nakai; la abeja ideal para el correo especial urgente, con mucha presencia pese a sus escasas apariciones). En el ámbito de las personalidades, destacaría a Lawrence (líder de Reverse), por su capacidad de manipulación y carisma, y Largo LLoyd (Katsuyki Konishi; jefe de la colmena) por su capacidad de planificación, organización, liderazgo y visión. Gauche es Gauche, sin más, Lag puede ser un poco llorón, pero representa la esperanza y la lucha por sus convicciones; y Niche, esa voz inocente que señala las cosas tal como son, sin malicia y haciendo que más de uno ponga los pies en la tierra.


Servicio de correo especial, Jiggy Pepper

Es una serie con episodios e historias muy tiernas (algunos con lagrimillas incluidas), pero no por ello le falta acción, misterio (sobre todo en la segunda temporada y momentos divertidos (por ejemplo, Steak, la mascota de Niche, y el Dr. Thunderland Jr., el científico loco, tienen sus momentos). La historia te acaba enganchando aunque en algunas fases el ritmo sea lento, los personajes evolucionan y aportan diferentes matices a las situaciones en función de su propia historia; historias que se intercalan con el hilo principal que conduce la serie.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

2 comentarios para “Tegami bachi, las abejas mensajeras.

  1. Umh… ¿Jun “Lelouch” Fukuyama? Habrá que verla, sip. ¿Algún fansub decente la ha sacado? Creo que estas vacaciones voy a saquear tu disco duro :D.

  2. Sip, ese “Lelouch”. Mis discos duros están a tú disposición (ve pasándome la lista para ver las que tengo). 🙂

Deja un comentario