Hakuouki Hekketsu Roku

Según dice el refrán «segundas partes nunca fueron buenas», pero en este caso podemos aplicar el que dice «la excepción confirma la regla» y en tan sólo 10 capítulos. Hakuouki Hekketsu Roku es la segunda parte de Hakuouki Shinshengumi Kitan: una mezcla de acción, historia, drama y política para la que es aconsejable hacer acopio de pañuelos, porque es un no parar desde el primer hasta el último episodio.

En esta segunda parte, la relevancia de los hechos históricos es el centro del desarrollo de la trama, las batallas, las alianzas entre clanes, conspiraciones etc. Veremos como poco a poco el Shinsengumi se va desintegrando en una espiral incesante de desesperación que se inicia con la caída del shogunato pero que se agudiza con la muerte de Kondo y la marcha de Hijikata a Ezo (actual Hokkaido). Así, algunos abandonan el Shinsegumi, otros se quedan con el clan de Aizu y otros marchan hacia Ezo, aunque todos seguirán luchando.

Ahora sí evolucionan los personajes, cada uno se adapta al transcurrir de los acontecimientos intentando ser fiel a sus principios y movidos por sus propias motivaciones, ya sean arraigadas en el pasado o como consecuencia del devenir de las diferentes situaciones que se van produciendo. Así muchos de los personajes seguirán caminos separados, aunque en el fondo todos siguen unidos por sus convicciones.

Habrá quién opine, que la relación entre Chizuru y Hijikata, podría haber terminado de otra forma, pero yo creo que se integra perfectamente en la trama y que además sigue el desarrollo lógico si se observa desde las distintas personalidades de estos dos personajes y su manera de entender la vida. Hijikata intenta mantenerse fiel a sus ideales, aunque al final se da cuenta de que está enamorado de ella; y Chizuru aunque está enamorada de él, lo respeta demasiado por esos mismos ideales y al haber decidido vivir como humana y no como oni, lleva también sus convicciones hasta el final. Por eso, creo que el final se acopla perfectamente al clima en el que se desarrolla la serie, siendo en mi opinión algo lógico que respeta la ambientación que se ha ido formando a lo largo de estos episodios, o ¿es qué alguien esperaría un final color de rosa después de todo lo que ha ocurrido anteriormente?.

«Lo peor» de todo es que aún sabiendo que no va a haber más que tragedias, te enganchas y tienes que verlo hasta el final, ¿será que nos atrae la parte romántica y bucólica de lo trágico?. Melancólica y triste, se convierte en un drama histórico con una excelente estética y un buen desarrollo.

Nota: Existen 5 OVAs llamadas Hakuouki Sekkaroku que se sitúan sobre la mitad de la primera temporada, sólo he visto cuatro, pero son entretenidas y le aportan más profundidad a algunos de los personajes.


Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.