Ef – a tale of melodies

Shin Oonuma (dirección) y Katsuhiko Takayama (guión) vuelven a la carga con la segunda parte de la dolorosa ef – a tale of memories (todo en minúscula en el original), un hermoso cuento de Navidad que retoma estilo y personajes para contarnos, otra vez, dos historias: una historia del pasado y otra del presente. La historia del pasado es la de Yuu Himura, el tipo con pinta de cura de la primera serie, y Yuuko Amamiya, la chica vestida de monja que aparecía aquí y allá. La segunda historia se centra en el violinista ligón, Shuuichi Kuze, y Mizuki Miki Hayama, la chica rubia que acompañaba a Kei Shindou, una de las gemelas. Los restantes personajes de Memories aparecen aquí y allá, mostrándonos la serie cómo siguen sus vidas.


Himura y Yuuko

Melodies sigue el estilo de su predecesora, con similar dibujo y el mismo uso de fondos, efectos y filtros que se usan con igual talento para transmitir emociones aunque eso signifique hacerla más difícil de abordar que otras series más convencionales. Sin embargo, no llega a la perfección de Memories: la historia de Kuze flojea, principalmente por la debilidad del personaje de Mizuki. Tampoco acierta a tratar a los secundarios tan bien como Melodies, quedando descolgados o directamente perdiéndose alguno, como es el caso de Nagi Hirono, la hermana mayor de Hiro Hirono (el mangaka de Memories), que queda totalmente desaprovechada. En las escenas claves Shin Oonuma no logra mantener el nivel.

Esto en ningún caso significa que la serie no sea buena, sólo que no llega a la maestría de su hermana mayor. La historia de Yuu y Yuuko es hermosa y muy triste. Una historia de miedo, venganza, dolor, culpa y amor en algunos momentos muy descarnada que se come las otras historias de la serie. Porque, aunque he dicho que la serie contaba dos historias, en realidad son algunas más: aprovecha para atar los cabos sueltos de Memories y la relación entre todos los personajes.


Kuze, Himura y la genial Nagi

Como la anterior (ya que repite equipo), el plantel de actores de doblaje es poco conocido, pero solvente. Kenji Hamada (George, Takumi en Honey & Clover) no tiene su mejor día en el papel más difícil de la serie, Kuze y sus máscaras. Mejor suerte e interpretación tienen Kouichi Toochika (Neji Hyuuga en Naruto) y la desconocida Yumiko Nakajima en sus papeles de Yuu y Yuko, respectivamente. La veterana Shizuka Itou (Nadie, Tanya, Kei Enomoto) consigue que la desaprovechada Nagi Hirono se coma la pantalla cada vez que sale y Tooru Furusawa (Knives en Trigun) demuestra que las almas atormentadas son su especialidad, haciendo de Akira Amamiya, el hermano de Yuuko, un personaje inolvidable.

Nanikano Fansub ha sacado una excelente versión en Blu-Ray Rip que me ha costado trabajo conseguir ver en mi ordenador (viva DXVA, el MPC-HC y mi GeForce 8600)

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario