Arturo – Anarquía

493-509

Los años que siguen a la muerte del rey Uther son años de penuria. El Consejo de Reyes no logra nombrar a un nuevo Alto Rey. Sin un Alto Rey y sin un ejército real, se producen guerras continuas entre reyezuelos; pictos y piratas irlandeses saquean las tierras del norte y el oeste; sajones, anglos y jutos vuelven al ataque, conquistando toda la costa este. En Logres los reinos de Hertford, Sauvage, Rydychan y Silchester forman una barrera infranqueable a los invasores, gracias a sus mutuas alianzas y la amistad de lord Uisnach Yaltaka y lady Rhonwyn Pírixis con los demás monarcas. En el norte, Malahaut y Lindsey aguantan a los jutos que han conquistado las tierras de los icenii, pero en el sur el empuje de sajones por el este y cerniw por el oeste parece imparable.

A la guerra hay que unir las hambrunas producto de continuas malas cosechas y un número cada vez mayor de demonios, dragones y espíritus que hacen la vida imposible a los campesinos. Aunque no hay pruebas, parece que el Arcano XV, el Diablo, ha puesto en marcha su plan.

Entre los nephilim los ánimos parecen calmarse. Tras la avalancha de refugiados que se produjo tras la caída de París, apenas más nephilim egipcios han llegado a la Isla. De hecho, hasta 500, ocho años después de la masacre, no se volverá a contactar con nephilim del continente. Los refugiados se quedan en su mayor parte en la zona de Londinium y en Eboracum, formando comunidades casi aisladas. Sólo dos arcanos abren sede estos años, el Sol y la Emperatriz. La Emperatriz abre poco después de París, bajo la dirección de una superviviente de la plantilla de París, Nerrad. El Sol no lo hará hasta 505, bajo la batuta de un enviado especial de la sede central de Roma, lo que causará gran disgusto entre los miembros del Arcano supervivientes de París, que ya tenían su estructura no oficial montada.

La resistencia en los alrededores de París es muy activa y en los dos primeros años tras la masacre logran recuperar a 14 estasis (con sus ocupantes en el interior, claro) y otros 14 nephilim capturados. Sin embargo, los Teutónicos son enemigos peligrosos y caen 15 nephilim, entre ellos Buschka. Por estas acciones Dashiell será nombrado miembro honorario de la Torre, siendo uno de los pocos nephilim que pertenecen simultáneamente a dos Arcanos.

Adarán, el bibliotecario de la Sacerdotisa y dado por muerto, apareció en 499. Fue comprado por Asgareth en el mercado de Londinium, tras venir de las Galias con un tratante de ganado (Adarán nunca habló de su odisea: “fue una marranada”, es lo único que cuenta). Confirmó que la biblioteca de París fue destruida. Varios años después empezaría una nueva biblioteca y hermeteca en Oxford, bajo la protección de Yaltaka, después de prometer y jurar que nunca lo haría.

En cuanto a los Guardianes del Grial, son años dedicados a sus respectivos quehaceres, aunque la proximidad de Wallingford y Oxford hace que se vean con frecuencia. Pírixis cuida de sus hijos, Cai y Arturo y de sus tierras, ya que Ector, como campeón del reino, acompaña a Uisnach Yaltaka en todas las campañas de estos años. Se forma como Dama del Lago y, al mismo tiempo, organiza seminarios y congresos como responsable del Carro.

También sacó tiempo para modificar su atuendo de dormir, recortando el camisón y añadiendo unos cómodos pantalones de lino o algodón, para escándalo de su marido. Ella se defendió afirmando que estaba hasta los mismísimos de correr peligros de noche en camisón.

Para Yaltaka fueron años dichosos y problemáticos por igual. Como Uisnach tuvo una gran vida de rey guerrero: una mujer que le amaba, un montón de hijos (ya hablaremos de esta saga familiar, ya) y buenas guerras en verano. Como Yaltaka su posición era bastante difícil. Al contrario que Pírixis, no fue bien aceptado por los nephilim británicos por su afiliación al Emperador. Dentro de los miembros de su Arcano en las islas había quienes se preguntaban quién era el advenedizo de Jerusalén para dirigir el Emperador. Su decisión de separar la sede de su reino no hizo sino debilitar su control sobre el Arcano.

Esta entrada ha sido publicada en Nephilim.

Un comentario para “Arturo – Anarquía

  1. Y así se inventó el pijama, jeje. “Muy práctico y recatado en las huidas nocturnas” (moda Pirixis).

    Y también apareció Nerrad, que pesadita se volverá la pobre, no me va dejar tranquila, ¿es qué no tiene vida propia qué tiene que meterse en la mía? (bueno a veces al contrario, es que me encantaba fastidiarle los planes)

Deja un comentario