NightCity Herald – 10 de marzo de 2022 (y IV)

El único periódico de papel de los 20

Capturados tres miembros del grupo ecoterrorista Gaia, sospechosos de la destrucción de la presa Hoover

Washington, EE.UU.

Gerhard Hüber, Donald Simmons y Xi Yi, conocidos líderes del grupo ecoterrorista Gaia, pasaron ayer noche a disposición del tribunal federal. Su juicio por la destrucción de la presa Hoover, que causó la pérdida de varios miles de vidas humanas y destrozos por valor de cientos de millones de eurodólares, se iniciará mañana. El fiscal pide la pena de muerte para todos ellos y aseguró ayer en rueda de prensa que el único tipo de negociación de sentencia que ahría con el abogado de los terroristas sería para escoger el método de ejecución. Según pudo saber uno de nuestros enviados especiales, en realidad sí se realizó una oferta a los terroristas: cambiar la pena de muerte por cadena perpetua tras lobotomización y esterilización si informaban acerca del paradero de su jefe, la criminal Irina, que sigue desaparecida a pesar de la recompensa de 50 000 000ed (han leído bien, 7 ceos) ofrecida por su cabeza. El dispositivo policial de defensa de los acusados ha batido todos los récords de número de personal utilizado, pero en ojos de muchos se trata de medidas insuficientes ante una nación enfurecida que sólo pide una cosa: un linchamiento público lo antes posibles.

Otro juicio que se celebrará dentro de poco es el del capo narcotraficante Fernando José Elizondo Rodríguez. La vista se ha ido retrasando en los últimos meses debido a las amenazas de los diversos cárteles colombianos y a las múltiples amenazas de muerte e intentos de asesinato a miembros del tribunal, pero parece que el FBI ha organizado ya todo el sistema de seguridad.

N. del E.: No sé si Fernando José Elizondo Rodríguez es en realidad Francisco José Osvaldo Martínez Monasterio, del que ya se habló, y es una errata de MvR, o estamos ante otro narco.

© MvR 1998. Publicado con el permiso del autor. Queda prohibida la reproducción sin el permiso del autor.

© de la presente edición, este blog y el aquí firmante.

Deja un comentario