Si es que son buenos

La tenía aparcada. La tenía aparcada por tres razones.

La primera es que, después de verme el primer episodio, me recordó demasiado a Kanon.

La segunda es que, después de verme el primer episodio, echaba de menos a Tomokazu Sugita (el seiyuu de Yuuichi Aizawa, el prota de Kanon), que tiene ese tono borde y cortante único (también fue cara-de-palo Kyon en Suzumiya Haruhi no Yuutsu). He de reconocer que Yuuichi Nakamura no lo hace nada mal, pero aún así…

La tercera es que sabía lo que iba a pasar. Es Kyoto Animation. Es Visual Art’s/Key. Una terrorífica combinación.

Sabía a lo que me enfrentaba, y no iba a caer fácil. He pasado por la chica zorro. Sobreviví a la chica Ugu. Aquí no lo conseguirían.

He aguantado hasta el episodio octavo. Tenía que ser el octavo, claro. Luego, todo ha sido agarrarme al paquete de kleenex.

No voy a hablar de una serie que no he terminado de ver, es algo que me he prometido no hacer. Pero es que los jodíos son buenos.

Clannad. Como el grupo.

La versión que sigo es la de AnimeUnderground. Para variar (lo mismo hice con Air, Kanon y Suzumiya Haruhi no Yuutsu; Full Metal Panic! The Second Raid cayó antes por Rakuen). Es la versión panorámica, con una calidad impresionante. Pese a que estamos en época de exámenes, mantienen el ritmo, así que se puede seguir.

No esperéis a tener la serie completa. Verse varios de un tirón es malo para la salud. Hacedme caso.

Nos vemos en el Forlon.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario