Hakuouki Shinsengumi Kitan

Después de dos reseñas de juegos de rol y que a Cubano se le ocurriese que publicase yo misma algo en su blog, aquí os dejo el comentario sobre una de las series que he visto últimamente: Hakuouki Shinsengumi Kitan.

Una serie de estudio DEEN que se emitió en 2010 y consta de 12 episodios (también existe una segunda parte de 10 episodios). Es una serie que mezcla varios estilos como género histórico, shounen y shojo (la vida cotidiana del Shinsengumi durante las luchas que se produjeron en la última etapa del shogunato mezclado con situaciones provocadas por el día a día en un harem de chicos que protegen y ayudan a la protagonista); de hecho la serie está basada en un otome game (hasta hoy no sabía ni que eran), un juego para chicas donde tienes que conseguir una cita con el protagonista.

La historia tiene lugar durante el último período del shogunato Tokugawa. Todo comienza cuando Yukimura Chizuru decide viajar desde Edo a la capital imperial (Kioto) disfrazada de hombre para buscar a su padre, un médico practicante de la medicina occidental que trabaja para el Bafuku pero que ha desaparecido sin dejar rastro. Allí, es atacada por dos hombres vestidos con los uniformes del Shinshengumi, pero que exhiben una violencia extrema, tienen los ojos rojos y el pelo blanco. En el último momento es rescatada por los miembros del Shinsengumi. Estos la toman en custodia, y descubren que es la hija del doctor que también buscan. El Shinsengumi decide acoger a Chizuru y ayudarle en la búsqueda de su padre.

Y así comienza una serie que en cuanto a ritmo es lenta. Como comenté anteriormente tiene una segunda parte: Hakuouki Hekketsu Roku, y parece como si Hakuoki Shinsegumi Kitan fuese la introducción de ésta. En cuanto al planteamiento de la serie, hay algunos aspectos un poco flojos por ejemplo, el comportamiento de la protagonista en un principio se entiende debido a que es una mujer sola en una ciudad nueva, la edad que tiene, la situación nada habitual en la que se encuentra etc, hasta el momento en que se descubre su secreto y su comportamiento no cambia demasiado (spoiler pequeñito: que eres un demonio de uno de los clanes más poderoso, que al menos podrías defenderte tu solita o parecer que tienes sangre en las venas); el resto de personajes (todos masculinos) disponen de tiempo para lucirse en algunos episodios y dado sus diferentes personalidades se producen situaciones muy divertidas. El punto fuerte del guión creo que es el relato de los hechos históricos de la época, desde Ikedaya hasta la batalla de Toba-Fushimi que pone fin a la primera temporada y que provocó la huída del Shinsengumi de Kioto a Edo.

El aspecto técnico de la serie es su punto fuerte. Los fondos, sobretodo, están muy trabajados, al igual que el diseño de todos los personajes (fruto del trabajo de la ilustradora Kuzumi Yone), aunque yo me quedo con Hajime Saito. La banda sonora acompaña bastante bien a la serie y cierra un aspecto técnico impecable.

Realmente, puede decirse que esta primera parte te deja con ganas de ver la segunda, y aunque el guión tenga algunas lagunas, es entretenida y te arranca alguna que otra lagrimilla.

P.D: No he puesto ninguna imagen porque merece la pena ver las que nos ofrece internet, son una pasada.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario