Arturo – Los hijos de Uisnach

No, no me refiero a la leyenda de Deirdre (muy recomendable el disco de los hermanos Dana), sino a la prole de Uisnach Yaltaka, que dan para una nueva entrega de Dinastía.

Recordemos que Yaltaka, bajo el nombre de su simulacro, Uisnach, un caballero errante sin mucha fortuna, después de vencer al dragón de Brent Pelham conquistó el reino de Rydychan, en el centro de Logres, para restituírselo a su legítima heredera, lady Liadain de Oxford. Por supuesto, en un reino hace falta un hombre que lleve la corona, aunque sólo sea para espantar moscones y Uisnach Yaltaka casó con lady Liadain. Fue un matrimonio feliz y razonablemente enamorado.

Uisnach y Liadain tuvieron hijos. El número exacto es algo en lo que las crónicas y manuscritos que obran en mi poder no se ponen de acuerdo. Tuvo tres varones y dos o tres hembras (quizás cuatro). De las hembras no queda constancia de los nombres ni de su destino, aunque siendo quien era su padre, a buen seguro tuvieron buen casamiento y dote. Lo que sí se sabe es que todas fueron unas arpías de cuidado. Aquí hablaremos, pues, de los hijos.

El mayor fue Tor. Era de la edad de Arturo, Cai y Bedwyr y con estos se crio, formando entre los cuatro un grupo de amigos fieles hasta la muerte. Cuando Arturo arrancó la espada, Cai, Bedwyr y él fueron los primeros en jurarle lealtad (una vez recuperados de la sorpresa) y fueron siempre sus capitanes, amigos y apoyos. Tor no tenía la capacidad para los números de Cai ni la maestría con la espada y la lanza de Bedwyr, pero tenía una gran oratoria y mucha mano izquierda, así que nombrado guardián de las Marcas, tocándole negociar intercambio de prisioneros, vasallajes, tributos, acuerdos… Casó con lady Rhiannon, pariente del rey Ban y de su hermano Bors, fortaleciendo los lazos entre Rydychan y Arturo con los hombres de Ganís. Aunque matrimonio concertado, ambos se enamoraron y tuvieron una vida en pareja feliz y sin sobresaltos. Tuvieron un único hijo varón, de cuyo nombre no queda constancia. Tras la muerte de Uisnach en la Batalla del Castillo del Gozo, Tor fue coronado rey de Rydychan.

El segundo hijo varón, Cuall, fue seguramente el tercero en edad. Fue escudero de Arturo durante las revueltas de los reyes, aunque participó ya como caballero en las guerras contra los bárbaros. Había heredado el carácter de su padre nephilim, pues era igual de imprudente, temerario e inconsciente como Yaltaka, pero no había quien le igualara con la espada o la lanza. De carácter franco y abierto, juerguista y buena persona, aunque un tanto literal, era muy querido por todos y murió, como muchos de sus compañeros de armas, en la Batalla de Badon, siendo enterrado en Oxford junto con su padre.

El hijo menor de Uisnach y Liadain se llamaba Garanhir. Era ladino, cruel y ambicioso, pero sin la inteligencia de sus hermanas. Al igual que Cuall, no quiso hacer carrera en la Iglesia, pero carecía del talento para las armas de sus hermanos. Tor le mantuvo a su lado como senescal, llevando los asuntos del reino cuando él se ausentaba por campañas o cuando acudía a la Corte en Camelot. Cuando se produjo la rebelión de los hijos de Ulfius que arrastró a Shirburn, este feudo de Rydychan quedó sin gobierno y Tor decidió otorgárselo a su hermano en reconocimiento por sus esfuerzos.

Sin embargo, Garanhir le había cogido gustillo a eso de llevar las riendas del reino y se tomó el nombramiento como un insulto. Aprovechando la situación de desgobierno provocada por la postración de Arturo decidió hacerse con el reino a la fuerza. Un verano, durante un banquete en Oxford al que asistió toda la familia, pero no los señores vecinos, decidió actuar. Mercenarios contratados se infiltraron en la ciudad y el castillo con orden de matar a los leales, mientras él envenenaba a su familia durante la cena. Murieron Tor, su mujer y una de sus hermanas, pero lady Liadain logró huir con su nieto y buscar refugio en Wallingford.

Este fue el final del reino de Rydychan. Garanhir logró controlar Oxford y Shirburn, pero lord Ector y lord Meurig ap Tewdrig de Dorchester no lo aceptaron como rey e intentaron reconquistar el trono para el hijo de Tor. Sin embargo, la campaña fue infructuosa y el conflicto estuvo a punto de extenderse por todo Logres y apuntillar el reinado de Arturo, así que tuvieron que aceptar que Garanhir se sentase en el trono de Oxford. Las escaramuzas veraniegas serían constantes entre Dorchester, Wallingford y Oxford hasta el final del reinado de Arturo.

Lady Liadain, cuya salud se había deteriorado desde la muerte de su marido y su hijo Cuall, murió ese mismo invierno.

Lord Ector nombró heredero al nieto de Uisnach Yaltaka, ya que su propio hijo, Cai, no se interesaba por las posesiones paternales (ya tenía bastante con ser senescal del Alto Rey) y no tenía hijos (al menos legítimos).

Cyberpunk y su sistema para generar trasfondos es maravilloso para crear pnjs interesantes y tramas de fondo curiosas. Me hubiera gustado desarrollar el banquete donde Garanhir da el golpe de estado y los hechos posteriores como partida, pero mayo y los exámenes mandaban, así que, igual que las dos entradas sobre los veinte años (en esta campaña) del reinado de Arturo que ya hemos visto, esto fue una entrada en la hoja de noticias que daba entre partida y partida.

Esta entrada ha sido publicada en Nephilim.

Deja un comentario