El desafío de los 30 días 2015 — Pregunta cinco

Pregunta 5: En la pregunta 2 comentamos que Highdell es un pueblo situado cerca de montañas, rodeado de bosques, no muy lejos del mar y con un camino que lo atraviesa. Eso es, más o menos, como todos los pueblos de fantasía medieval que conoces, hasta que alguien que viene pregunta en otros pueblos cercanos. “¿Highdell?, si. Sigue este camino y lo encontrarás, a unos tres días, tras pasar por…” ¿Qué localización geográfica se encuentra cerca de Highdell y que le hace reconocible?

Oh, ¡venga ya! Lo estoy viendo. Saluda el aventurero a los cocheros de la diligencia en la parada de postas y pregunta:

—¿Puede indicarme el camino a Highdell?

—Highdell, ¿eh? Está a unas 5 millas, quizá más. ¿Ve usted aquel camino de allí?

—Sí.

—Pues olvídese de él. No le sirve de nada. El mejor camino a Highdell, yo lo he recorrido muchas veces…

—¡Ah!, usted quiere ir a Highdell, ¿no? Déjeme a mí, señor Maloney, yo orientaré a este forastero. ¿Conoce usted el camino a Knoghenor?

—¿Knoghenor? Si conociese el camino a Knoghenor, no preguntaría por Highdell, que está detrás.

—Hay muchos que conocen Knoghenor y no conocen Highdell. Y si se molestase un poco en estudiar la historia de su propio país, sería el primero en reconocerlo.

—¿Por qué mandan a este pobre caballero a Knoghenor, si allí se acabó toda la caza? Veamos, aventurero, ¿qué es lo que busca: orco o goblin?

—Sólo trato de llegar a Highdell.

—Ah, eso es otra cosa. Allí están los orcos más salvajes del país.

—Estoy de acuerdo contigo.

—Huargos, huargos como mis bueyes. Y trolls. Creí que iba a salir un hobbit del saco del último que cacé. Puedo jurarlo. Le acompañaría con mucho gusto, pero tengo que guiar la caravana. ¿Os he contado lo del huargo que cacé hace un mes?

—¿En Highdell?

—No, hombre, ¿qué dice usted? En Orthanc, en la otra punta del país.

—Edward, el hijo de mi hermana Sara, el tercero, ahora vive en Highdell. Para él sería un gran honor poder enseñarle el camino.

—Encantado.

—Bueno, verá… ¡si estuviese aquí!

—¿Seguro que quiere ir a Highdell?

En serio, la pregunta me ha matao.

5 comentarios para “El desafío de los 30 días 2015 — Pregunta cinco

  1. POR FIN ALGO DE ORIGINALIDAD

    Un atisbo de incorrección, el vago recuerdo del interesante debate propiciado año tras año por el desafió de los 30 dias.

    Gracias Cubano. Muchas gracias.
    Mira que las entradas están siendo curradas este año. Que los participantes están dando lo mejor de si. Que algunos incluso se esfuerzan en interconectar sus aportes con el resto.

    Pero, os voy a ser sincero, estoy ya mas que empachado de fantasía. Me encanta la creación de mundos. Incluso aunque sean de fantasía. Pero el desafió de este año es como mínimo de digestión pesada.

    Es como si todos los días tuviésemos cuatro o cinco entradas de Nemus, y otras tantas de Exertas. Que son dos proyectos de los que me encanta leer algo todas las semanas. Pero también agradezco desengrasar con algo de Sukero City. Y si aparte de leer pasivamente se me invita a ejercer mi capacidad de debate, sea publico o limitado a la reflexión personal, entonces hasta soy capaz de imaginarme en Noviembre y leyendo el Desafió de los treinta días.

    Gracias otra vez Cubano.

    Y, para evitar malentendidos, reitero que me encanta lo que este año se esta creando. Simplemente añoro la capacidad de iniciar de debates, o propiciar reflexiones, de anteriores ediciones. Incluso reconozco que mi empacho posiblemente sea debido tan solo a la elección de un genero que yo percibo ya demasiado desgastado. O a que las preguntas explotan, y articulan las participaciones, en torno a sus clichés mas estereotipicos.

  2. A mí me está aburriendo ya el desafío. No soy de crear mundos (o zonas) más allá de lo que necesite para la(s) siguiente(s) aventura(s), y de pensar en 30 días así pues se me van quitando las ganas. De momento, me voy a saltar alguna pregunta, que tengo que preparar partida, y eso es más importante.

  3. Me alegra saber que no soy el único que se está aburriendo cosa mala con el desafío de este año. Me gusta el desafío cuando cada uno aporta lo que quiere, una opinión personal, un discurso sobre el aire… pero es que parece que la fiebre de la “soy un creador” ya no escapa nadie, y ya cansa.

  4. Como ejercicio para una semana o para una entrada a la semana durante uno o dos meses no lo veo mal. He leído cosas muy interesantes. Pero para un mes a una al día me parece con poca chicha y cansino.

    Esta semana me ha venido bien porque me ha calentado lo suficiente los dedos como para sacar dos entradas de mi campaña del Ícaro, lo que me deja dos sesiones de retraso.

Deja un comentario