Asatte no Houkou

Del 2006 es esta veraniega historia de una niña que quería ser adulta, de una adulta que quería ser niña, y de una piedra de los deseos metomentodo que la lía pero bien. La amargada Shouko Nogami (Shizuka Itou, Tanya), que se encuentra con su antiguo amor, su hermana pequeña y su inesperada nueva niñez; y Karada Iokawa (Ajumi Fujimura, Midori, la hermana de Haru), la pequeña hermana que, de repente, ya no es tan pequeña, se ven obligadas a adaptarse a la nueva situación que pone su mundo al revés. Pillados en medio, el ex-amante y hermano, Hiro (Satoshi Hino, el soso Kouichi), los hermanos Amino y la extraña Kotomi (la habitual por aquí Ami Koshimizu, Horo) terminan de dar forma a este bonito melodrama.


Shouko (la morena) y Karada, con su nueva edad

La serie tiene un prometedor arranque, aunque empieza a perder gas pronto. Sin embargo, es corta, sólo 12 capítulos, por lo que el defecto de la historia queda más o menos cubierto. El director, Katsushi Sakurabi (Shingetsutan Tsukihime), conoce su oficio y nos brinda unos capítulos bien estructurados y con buen ritmo. La calidad técnica es buena en todo momento, como es habitual en las producciones de J.C. Staff: dibujo, animación, actores de doblaje… Es un producto bien hecho.

Y no hay mucho más que decir. Una serie bonita, agradable de ver y de volver a ver, con su parte de comedia, su parte de drama (no excesivo, eso sí) y unos personajes que van de lo simpático a lo entrañable.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario