No negocies, mata

Creo que tengo demasiadas partidas a mis espaldas. Hay cierto tipo de guión de película/serie que me resulta especialmente absurdo, sobre todo cuando los protagonistas se supone que son “profesionales”. Si sabes quién es tu oponente y le tienes a tiro, no se negocia, no se le hace prisionero. No se habla con él. No intentas obtener información. Eso sólo sirve para que él (ellos) gane tiempo. Juega en tu contra.

Se le mata.

Se le vuela la cabeza.

Se le sacan las tripas.

Te pasas la Convención de Ginebra por el forro. Y si el tío quiere dominar el mundo, si te llevas a una ciudad por delante dices “uups, lo siento. Llevaré flores a vuestras tumbas”.

Y si viene en son de paz, con bandera blanca, a negociar un acuerdo, se le mata y luego se dice “no, gracias”.

Si tus compañeros le han hecho prisionero, en cuanto no miren le rajas la garganta.

Si tiene rehenes, se le mata. En la confusión resultante, con suerte, se les puede salvar. Si eres rehén, intentas que tus compañeros le maten por ti.

Si tienes al jefazo a tiro, recuerda: tú eres prescindible, él no.

Esta entrada ha sido publicada en General.

2 comentarios para “No negocies, mata

  1. Alaaaaa!!!!!!!!!!!
    Así como no vamos a tener mala reputación los jugadores de rol. Este golpe te has paso un pelo, que va a decir por ahí que eres un asesino en potencia.

    Lo malo es que llevas más razón que un santo, a mí me pone de mala leche que tanto el malo como el bueno se dediquen a contarle al contrario todos sus planes. Pero por lo visto es algo que se lleva mucho en las pelis de acción.

  2. Si me pongo, creo que llegaría a genocida en potencia, pero soy muy vago. Ahora, como lugarteniente sin escrúpulos creo que sí valdría.

    Lo de contar los planes va con el ser malo. Pratchett lo retrata muy bien en “Hombres de armas”.

Deja un comentario