Ghost Hound

Production I.G. es signo de calidad y estos últimos años están que se salen con las series: las dos temporadas de Ghost in the Shell, Le Chevalier D’Eon, Seirei no Moribito precedieron a Ghost Hound dejándome con la boca abierta por la calidad, siempre impresionante, del dibujo y la animación, así como de la serie (personajes, trama, desarrollo) en sí. Ghost Hound, la serie de la temporada de otoño de 2007, se une a las anteriores sin desmerecer en absoluto. A partir de una idea original de Masamune SHIROW (Ghost in the Shell, Appleseed y la nueva de primavera de 2008 de I.G., Real Drive), dirigida por Ryutaro NAKAMURA (director también de la simpática REC y la extraña Serial Experiments Lain) y con guión de Chiaki J. KONAKA (Serial Experiments Lain, The Big O), Production I.G. nos ofrece una serie que oscila desde el terror psicológico de los magistrales primeros episodios al cyberpunk metafísico religioso típicos de Shirow. Es una pena, sin embargo, que la serie no mantenga el nivel de los primeros episodios: la segunda mitad flojea con unos episodios más confusos, la prescindible ida de olla made in Shirow y un final atropellado que pide un episodio más. De poder estar ante una obra maestra nos tenemos que conformar con una muy buena serie. ¡Qué le vamos a hacer!

En Ghost Hound seguimos a tres chavales de secundaria (unos 15 años) todos ellos con sus traumas: uno al que se secuestraron con la hermana de chico y sólo él sobrevivió (Taro KOMORI), otro cuyo padre se suicidó por esas fechas y todos (él incluido) creen que tuvo algo que ver en el secuestro (Makoto OGAMI), un chaval recién llegado de Tokyo que acosó tanto a un compañero que éste se suicidó delante de él (Masayuki NAKAJIMA)… un grupito variopinto, como se ve, que, además, empezarán a tener experiencias extracorporales, siendo éstas, la relación entre ellos y lo sucedido en el secuestro el hilo conductor de gran parte de la serie.

Completa el grupo protagonista una chica extraña y cautivadora, hija del sacerdote sintoísta local (Miyako KOMAGUSU) y sumamos los secundarios: el sacerdote, el psicólogo que atiende al muchacho del secuestro (con motivos ocultos), una neuróloga famosa e investigadora en un centro de biotecnología de alto secreto cercano, la abuela-gurú-bruja… Y, por supuesto, toda la variedad de extraños espíritus que viven en el Mundo Invisible.

En el apartado de seiyuus (actores de doblaje) encontramos tanto algunos muy conocidos como otros prácticamente desconocidos. Entre los primeros, por ejemplo, tenemos al ya imprescindible Jun Fukuyama, al que ya hemos oído en Code Geass, en KimiKiss y en Ookiku Furikabutte, por citar algunas, dando voz a Masayuki; para la misteriosa Miyako nos encontramos con Akiko Yajima (R. Dorothy Wayneright en The Big O y otros muchos papeles que seguro os sonarán más).

La versión que he seguido es de Frozen-Layer Fansub, un excelente trabajo que viene, como suele ser habitual, en mp4. La resolución es de 1280×720 y el tamaño por episodio de unos 185MB.


 

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Deja un comentario