El desafío de los 30 días 2015 – Segunda pregunta

¿Pero qué pregunta es ésta?

Pregunta 2: Imagina un pueblo al que vamos a llamar… Homlet. No, Homlet sería demasiado obvio. Vamos a llamarle Highdell. Highdell es un pueblo que llega casi a la categoría de ciudad, si no fuera porque todos sus habitantes siguen llamándole “el pueblo de Highdell”. Esta rodeado de montañas, sin encontrarse en un sitio escarpado. Esta cerca del mar, sin tener puerto. Y lo atraviesa un camino comercial, sin ser una ciudad destino. En ese pueblo-ciudad, en el que de vez en cuando descansan grupos de aventureros, existen numerosos locales que les resultan interesantes, tanto a los habitantes como a los propios aventureros, aunque estos vayan de paso. ¿Qué local/edificio es el que está pasando por tu mente?

Highdell no sería más que un villorrio en mitad de ninguna parte si no fuera por el transbordador que cruza el Rovvan. Una balsa grande, robusta, guidada por una gruesa maroma y con capacidad para cuatro carromatos. Tres generaciones de barqueros se han enriquecido con el transbordador, ampliando sus instalaciones: una pequeña y vieja taberna en la orilla derecha, un gran complejo hostelero en la izquierda, con buenas habitaciones, casa de baños, caballerizas de primera, herrería, una explanada para los carromatos con guardia privada (se han producido robos)… Todos los servicios que pueda precisar una caravana, pequeña o grande. La llaman Kepsa.

Los servicios de la Kepsa y el pasaje del transbordador no son caros, pero hay un altar en la orilla derecha, junto al embarcadero. Es un pequeño templete de piedra gris con tejado a dos aguas, de casi dos metros de alto y unos setenta centímetros de lado. No se sabe a qué dios está dedicado, pues la talla que hay en su interior está siempre cubierta por un velo. Es tradición que los viajeros que cruzan el Rovvan dejen aquí una ofrenda proporcional al valor de lo que llevan consigo (más o menos, una vigésima parte). Se dice que quien no deja ofrenda o es muy cicatero muere antes de tres días.

Los viajeros creen que es un invento de los barqueros para cobrar más por sus servicios, pero todos tienen a un amigo que conoció a un tipo que apareció muerto con los pulmones llenos de agua tres días después de cruzar sin dejar ofrenda…

2 comentarios para “El desafío de los 30 días 2015 – Segunda pregunta

Deja un comentario