Schwarzesmarken

Creo que no voy a sorprender a nadie si digo que tengo predilección por el subgénero bélico “de escuadrón”. Schwarzesmarken, serie de invierno de 2016, ha sido una pequeña y agradable sorpresa, 12 capítulos entretenidos que, pese a sus fallos, hace honor al género. Dirige el veterano Tetsuya Watanabe (Kimi ga Nozomu Eien, Zone of the Enders, el episodio “La balada de los ángeles caídos” de Cowboy Bebop y un larguísimo etcétera como productor) y no hay mucho más que decir: sabe lo que se hace.


Otro día de caza. ¿Cuándo fue la última vez que vimos el Sol?

La serie nos lleva a una tierra asolada por una invasión de monstruos alienígenas devora-todo que me recuerda un poco a Tropas del espacio, que se han comido ya a media Europa. Los protagonistas forman un escuadrón de élite de la República Democrática Alemana, convertida en frente de batalla y colchón de occidente, toda vez que lo que hay entre ellos y la Unión Soviética es una cantidad ingente de bichos. Añadimos a esto política: los enfrentamientos entre la Stasi y la cúpula del ejército por controlar un país en ruinas y al borde del desastre absoluto, con la paranoia delatora habitual de los regímenes del Telón de Acero.

El ambiente está muy bien conseguido: nieve sucia, cielo cubierto, miedo, paranoia, dobles juegos, bichos y más bichos. La animación es más que correcta y el diseño de vehículos está cargado de buenos detalles, como los escudos con blindaje reactivo (se distinguen los “ladrillos”). Al principio, el diseño de los personajes nos puede hacer temer una serie enfocada en el fanservice ramplón que se ha puesto tan de moda, pero por fortuna no hay día de playa, aguas termales ni cosas así. Sólo sucia y cruel violencia.

El mundo de Schwarzesmarken surge de Muv-Luv, una serie de novelas visuales, novelas y mangas que empezaron allá por 2003 y que forman un entramado de reescrituras, líneas alternativas, spin-offs y demás. En anime hay dos series, ésta y una anterior (aunque ambientada 18 años después) llamada Muv-Luv Alternative: Total Eclipse, también de mechas, pero con una animación ramplona, todo fanservice y, francamente, para evitar.

La versión que he seguido es de Anacrónico Fansub y de Unmei no Chikara. Mil gracias por el curro.

Esta entrada ha sido publicada en Anime.

Un comentario para “Schwarzesmarken

Deja un comentario