Day after day (the show must go on)

Sigo vivo, aunque pueda parecer lo contrario. Problemas varios y la entelequia de buscar un piso barato en Sevilla se han llevado mi tiempo libre en las últimas semanas, meses en realidad. Así, de las últimas diez entradas sólo cuatro las he firmado yo (las otras corresponden a las reseñas de anime de Pírixis o a narración de Du Pont de su campaña de D&D). Hasta bien entrado julio me temo que ésta será la tónica habitual… Tengo demasiadas entradas pendientes: en estas semanas de sequía le he dado al anime, y tengo pendiente de reseña series como Nodame Cantabile: Final, Last Exile o Planetes; cada vez que veo el Nephilim en la estantería me entran ganas de retomar Guardianes del Grial y dar cerrojazo de una vez a la parte media de la campaña (y de dirigir una nueva, pero eso es más difícil); tengo pendiente resúmenes de aventuras de tres campañas de Ánima (el cierre de los Visnij, la última que se jugó de Tres Valles y las que llevamos de Fort Nakhti); y artículos teóricos, unos cuantos: la serie de El nacimiento de una campaña, ideas de reglas caseras para armas de fuego en Ánima, idas de olla varias sobre Gaïa… Un montón de cosas, a falta de tiempo.

Pero, bueno, incluso en estos meses de sequía hay quien se acuerda de un servidor: maese Erekíbeon ha tenido a bien darme un premio Liebster, una suerte de premio-mención-meme que ha estado zumbando en la blogcosa durante el mes de mayo, por el que le estoy muy agradecido (más que nada por la sorpresa de encontrarme que alguien, a parte de mis jugadores, se lee mis resúmenes de aventuras). Es alimento al ego del bloguero y, las cosas claras, es el ego del bloguero lo que alimenta el blog y lo mantiene en funcionamiento.

Esta entrada ha sido publicada en General.

Un comentario para “Day after day (the show must go on)

  1. Pues mira, ya sólo por esta prueba de vida me doy por satisfecho por haberte dado el premio, maese ;-) Mucha suerte con eso del piso en Sevilla… la vida real es lo primero, desde luego.

    Y sobre lo que alimenta un blog… pues no sabría yo decirte :-P Algunos lo usamos como vertedero de movidas mentales, pero es cierto que la cosa se vuelve adictiva cuando descubres ¡que te leen! XDDD

    ¡Un abrazote, camarada! Y suerte de nuevo con todos los jaleos que tienes montados ;-)

Deja un comentario